Salvador Cisneros
Agencia Reforma

Luego de cinco años de remodelaciones, The British Postal Museum & Archive reabrirá en 2017 sus puertas estrenando nombre y una atracción subterránea: Mail Rail, un sistema ferroviario usado para transportar correspondencia.
Recién rebautizado como The Postal Museum, los visitantes tendrán acceso por primera vez al primer ferrocarril eléctrico en el mundo que funcionó sin la necesidad de un conductor. Mail Rail transportó bajo tierra, de 1927 a 2003, cuatro millones de cartas diariamente a través de Londres.
Según el portal de The Postal Museum, este sistema ferroviario postal consistía en 35 kilómetros 400 metros de pistas, que recorrían la distancia de 10.5 kilómetros entre Paddington y Whitechapel.
Sin embargo, los visitantes sólo podrán recorrer 1.6 kilómetros; la razón: la falta de salidas de emergencia impide adentrarse más.
Quienes sólo deseen recorrer el museo descubrirán datos interesantes como, por ejemplo, que en la Primera Guerra Mundial, la construcción del Mail Rail sirvió de resguardo de la Piedra de Rosetta y otros tesoros durante el ataque alemán.
Además, The Postal Museum, cuya renovación costó 26 millones de libras, ofrecerá exhibiciones interactivas, exposiciones de artefactos e información de los cinco siglos de historia del servicio postal inglés.
El sitio oficial aún no revela la fecha precisa de la apertura del museo, tampoco el costo de acceso, pero se prevé que en el primer año reciban 186 mil visitantes.
El diario Metro apunta a que estará listo para la primavera de 2017, mientras que The Guardian asegura que el acceso costará 9 libras y el paseo por Mail Rail, 5.5 libras adicionales.
www.postalmuseum.org