Unos distribuidores de droga que operaban en el fraccionamiento Villas de San Antonio y quienes habían sido detenidos por policías ministeriales con varios envoltorios con marihuana, fueron sentenciados a 3 años de prisión, tras ser encontrados culpables del delito contra la salud.

Fue el titular del Juzgado Sexto Penal quien sentenció a Juan Abraham R. S., alias “El Piñata” y Humberto R. L., alias “El Huesos”, por el delito contra la salud en la modalidad de narcomenudeo, en la hipótesis de posesión de cannabis con fines de comercio en la variante de venta.

Los ahora sentenciados, quienes actualmente se encuentran recluidos en el Cereso para Varones “Aguascalientes”, fueron detenidos por policías ministeriales el pasado 30 de junio del 2015.

En esa fecha, agentes de la FGE realizaban un recorrido de vigilancia por calles del fraccionamiento Villas de San Antonio, cuando en determinado momento sorprendieron a dos hombres que realizaban una compra-venta de droga, en la lateral de la avenida Siglo XXI.

Al momento de que los sospechosos observaron la llegada de la patrulla de la FGE, uno de los sujetos arrojó una mochila al interior de un automóvil VW Golf, color rojo y placas de Aguascalientes, para después intentar escapar corriendo.

Los policías ministeriales interceptaron a los dos sujetos que fueron identificados como Juan Abraham R. S., alias “El Piñata” y Humberto R. L., alias “El Huesos”, quienes tras ser sometidos a una revisión de rutina no se les encontró nada sospechoso.

Sin embargo, cuando los agentes de la PME registraron el interior del automóvil VW Golf, descubrieron la mochila que contenía en su interior 20 bolsas con marihuana, misma que fue asegurada.

Los dos sujetos fueron detenidos y trasladados al edificio de la Dirección General de Atención Especializada, donde al ser interrogados, confesaron dedicarse a la distribución de drogas entre los viciosos de la zona.

Cuando peritos examinaron la droga en el laboratorio de Química Forense, se confirmó que se trataba de marihuana con un peso de 191.5 gramos.

Los detenidos fueron puestos a disposición del Juzgado Sexto Penal, donde se les siguió un proceso penal por el delito contra la salud. Una vez concluido dicho proceso, se les sentenció a 3 años de prisión y al pago de una multa por la cantidad de $5,608.00 pesos.