CIUDAD DE MÉXICO.- El América ya está en las Semifinales de la Copa MX… y ahora sólo espera la combinación idónea para vivir una eventual revancha ante las Chivas.

Las Águilas dieron cuenta de Jaguares al son de por 3-2, en un encuentro que parecía muy fácil, pero que se complicó en la recta final.

Las Águilas regalaron un penal y eso puso al cuadro de Chiapas en la pelea, haciendo que el conjunto de casa reaccionara para comenzar a meterle velocidad a sus acciones.

La humillación sufrida en el primer lapso le picó el orgullo a los pupilos de Sergio Bueno, que parecía que estaban en la cancha del Estadio Azteca pasando lista de presente, porque en un abrir y cerrar de ojos, ya tenían 2 goles en contra, cortesía de Michael Arroyo y Rubens Sambueza.

Si no hubiera sido por Osmar Mares, quien provocó la pena máxima, los chiapanecos jamás se habrían dado cuenta que podían pelear de igual a igual.

Con los problemas del descenso a flor de piel, la falta de pagos y las continuas carencias a las que se enfrentan diariamente, Jaguares lo que menos quería era seguir en esta Copa.

Pero al final, la derrota no supo tan amarga, sabiendo que todavía les queda algo de futbol y dignidad para defenderse en la cancha, sin regalarse como lo habían planteado inicialmente.

Vanderley Días los metió en la pelea y aunque Paolo Goltz anotó el 3-1 al 72′, el delantero Adrián Marín le puso sabor al encuentro con otro tanto al 74′.

Al final, el América volvió a apretar líneas, cerró espacios y logró sacar el encuentro para seguir a la siguiente fase, con la etiqueta de invicto, que le dará la oportunidad de jugar como local la Semifinal y la Final, si llegan a superar la siguiente fase, que es donde se va a poner bueno para el conjunto capitalino, que solo ha encontrado rivales a modo en esta Copa, hasta que lleguen… ¿las Chivas? (Alejandra Benítez/Agencia Reforma)