Un hombre fue asesinado a golpes y de una certera puñalada en el abdomen, durante una riña que se registró en calles del fraccionamiento Rodolfo Landeros Gallegos.
La víctima mortal fue hombre identificado como Francisco Javier, de 26 años, quien minutos antes se vio involucrado en una pelea campal entre pandillas rivales.
Los sangrientos hechos se registraron el lunes aproximadamente a las 00:20 horas, en el fraccionamiento Rodolfo Landeros Gallegos.
El Servicio de Emergencia 911 mostró una vez su ineficiencia, ya que a pesar de que habitantes de la zona reportaron la riña campal de inmediato, no fue sino hasta 20 minutos más tarde cuando comenzaron a llegar las patrullas de la Policía Preventiva.
Tirado sobre la calle boca-arriba, fue encontrado el cadáver de Francisco Javier, quien tuvo su domicilio en el mismo fraccionamiento donde se llevó a cabo la riña.
Al lugar de los hechos también llegó la ambulancia UE-58 de Bomberos Municipales, cuyos paramédicos al momento de revisar a la víctima, determinaron que ya había muerto desangrado.
El pandillero Francisco Javier se encontraba sumamente golpeado en el rostro y presentaba una herida por arma blanca a la altura del tórax.
A fin de realizar las investigaciones correspondientes, acudieron a la escena del crimen los agentes del Grupo Homicidios de la PME, personal de Servicios Periciales y el agente del Ministerio Público de Hospitales.
Los asustados vecinos, señalaron que desde el momento en que inició la riña campal en la que participaron más de 20 pandilleros, estuvieron llamando al Servicio de Emergencia 911 pero no les contestaban.
Fue hasta que comenzaron a llegar las primeras unidades policiacas, cuando los rijosos comenzaron a dispersarse y se dieron a la fuga en diferentes direcciones.
Como huellas de la batalla campal que protagonizaron pandilleros, se encontraron tirados en diferentes puntos, numerosas piedras, botellas de vidrio, palos y un cuchillo, que aparentemente fue el que se utilizó en la agresión.

DETIENEN A SOSPECHOSO
Posteriormente, tras un operativo llevado a cabo por policías preventivos y policías ministeriales, se logró la captura de un sospechoso de haber participado en riña campal, el cual fue identificado con el apodo de “El Gordo”.
Dicho individuo fue interceptado por policías ministeriales, cuando trataba de escapar por la azotea de su domicilio ubicado en el mismo fraccionamiento Rodolfo Landeros Gallegos.
Tras concluidas las diligencias correspondientes, el cadáver de Francisco Javier fue trasladado al Servicio Médico Forense, donde se le realizó la necropsia de ley.