El tempo de Nuestra Señora del Rosario (La Merced), sirvió de marco para la celebración religiosa en la que la pequeña Claudia Angélica Rendón González recibió por primera vez en su corazón a Jesucristo eucaristía.
Acompañada por sus padres, David Rendón y Alicia Guadalupe González, así como por sus padrinos, Alicia Rincón Manzano y Juan Raúl González Contreras, la neocomulgante, con profunda felicidad visible en su tierno rostro, se postró ante el creador vestida de blanco y, sosteniendo en sus manos la sagrada Biblia y su vela, pidió entrara en su alma pura y continuar así recibiéndolo en cuerpo y sangre, en cada paso de su vida.
A las oraciones del representante de Cristo en la tierra, se sumaron las de papás y padrinos, para ofrecer su comunión a favor de la niña, solicitándoles sostenga siempre la mano de Claudia Angélica recibiendo así su cálida bendición.
Sus allegados la felicitaron por este maravilloso acontecimiento y compartieron con ella un emotivo brindis, para festejar que ha entrado a la comunidad católica, consciente de que es amiga de Dios a quien, gracias a su pureza, habrá de poner en práctica los dones y virtudes que en ella han sido depositados.