Los derechohabientes del Instituto Mexicano del Seguro Social siguen esperanzados en que los altos directivos de este organismo se compadezcan de sus pesadumbres y ordenen la pronta terminación del tercer hospital, que por una u otra causa sigue en el limbo.

Resulta inexplicable que Aguascalientes ocupe uno de los primeros lugares a nivel nacional en el pago de las cuotas obrero-patronales, lo que haría pensar en la reciprocidad del instituto y también que el director general, José Antonio González Anaya, informe que en sólo dos años se ha logrado acortar el déficit a casi la mitad, pero a la hora de que este beneficio se muestre, simplemente no se observa por ningún lado.

De manera paralela está el crecimiento del empleo, que en los últimos cuatro años se acerca a los 60 mil, y sumados los dependientes de los adscritos se convierten en cerca de 200 mil nuevos derechohabientes, que casi duplica los que había en 2010.

Mientras tanto, la atención se proporciona con los dos hospitales y la clínica ambulatoria, a la par de las unidades de medicina familiar que son insuficientes para suministrar atención de calidad y calidez, como es el compromiso del IMSS, por lo que ya es común encontrar en los pasillos de las áreas de urgencias a enfermos sobre camillas, que presuntamente están para valoración, pero que traducido significa que no hay camas y ahí deben permanecer entre 12, 24 y hasta 36 horas.

El máximo dirigente obrero en la entidad, José Alfredo González González, demandó –una vez más– mayor infraestructura, al dejar en claro que a la par que aumenta el número de asegurados, el crecimiento del IMSS “es igual a cero”, por lo que lógicamente tiene una capacidad rebasada y provoca deficiencias en el servicio.

Durante el desfile por el Día del Trabajo, los cetemistas presentaron mantas y carteles en que denunciaban las insuficiencias del Seguro Social y su obligación de proporcionar atención eficiente, en virtud de que está en juego la salud y la vida de los trabajadores y sus familiares.

A su vez, el líder de la Sección XXI del Sindicato Nacional de Trabajadores del Seguro Social (SNTSS), Juan José Zertuche Cornejo, afirmó que no están rebasados por falta de personal, sino de infraestructura, a lo cual se agrega que en ocasiones se tiene que improvisar tanto con medicamentos como en indumentaria al momento de ofrecer atención médica.

Aunque el doctor Zertuche afirme que “la plantilla de trabajadores es suficiente para atender a los derechohabientes”, lo cierto es que el personal tiene una enorme carga de trabajo debido al incremento de asegurados y sus dependientes, y que se hace más notorio por falta de espacios adecuados para el cuidado.

A principios de este mes, el secretario general del SNTSS consideró que el tercer hospital podría estar terminado en diciembre o en enero, retraso que se debió a “un problemilla con la constructora que estaba haciéndolo”, según dijo, por lo que desde la capital del país se dispuso lo necesario para continuar con la obra, que una vez en operación abrirá 1,200 plazas, 600 de ellas cubiertas con quienes actualmente cubren alguna suplencia.

Para el sector patronal, el Hospital General de Zona Número 3 (HGZ-3), que se construye en Jesús María, presenta un avance de 35%, por lo que podría estar terminado en diciembre y luego vendría el equipamiento, de ahí que se desconoce cuándo estaría en funciones.

En resumen, avanza el saneamiento de las finanzas del instituto y se reconoce que Aguascalientes es de los estados más cumplidos en el pago de las cuotas; al mismo tiempo, la CTM y el SNTSS coinciden en que urge ampliar la infraestructura y los empresarios exigen que se concluya el citado nosocomio, pero como los maderos de San Juan, de México sólo les dan mendrugos, lo que en parte es culpa de quienes levantan la voz, porque se concretan a hacerlo sólo ante los medios, cuando deberían ir a tocar las puertas de las oficinas centrales del IMSS y poner a trabajar a la representación legislativa federal de la entidad para que haga causa común.

De lo puntualizado hay un asunto que ninguno le da la menor atención: ¿Qué pasará si se presenta una emergencia mayor, con decenas de heridos o enfermos?, porque el Hospital Hidalgo está en las mismas que el IMSS y los demás trabajan a su máxima capacidad. No existe la reserva necesaria para hacer frente a una eventualidad y esto es lo que se debería ver, analizar y buscar una solución.

FIRMEZA INDUSTRIAL

Aguascalientes es de los estados que más se benefician con las ensambladoras japonesas, convertidas en impulsoras del sector automotor en México. De acuerdo a la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), las marcas con el mejor desempeño en ventas en el bimestre marzo-abril fueron las armadoras Honda, Nissan y Toyota, con incrementos de 55.7%, 46.2% y 26.4%, respectivamente.

Nissan fue la que más produjo en abril con 65,351 unidades y le siguieron General Motors con 56,038, Ford 40,677, Fiat Chrysler 40,623, Volkswagen 38,448, Mazda 18,226, Honda 14,129 y Toyota 6,890, que en total dan 283,392 vehículos ensamblados en México, lo que establece un nuevo récord para este país. De las marcas mencionadas, Nissan, Mazda, Honda y Toyota son compañías japonesas.

Asimismo, el gobernador José Carlos Lozano de la Torre precisó que de acuerdo al presidente de Nissan, este mes comenzarán los trabajos de la nueva planta de Mercedes Benz y de Infiniti, ello traerá más empresas proveedoras (de autopartes) que en conjunto habrá de generar un número muy importante de empleos.

Por lo anterior, consideró que difícilmente hay un lugar en el mundo creciendo de la manera que lo hace Aguascalientes, cuyo proceso comenzó intensamente en 2011 y así seguirá este año y el próximo, todo ello gracias a la confianza que se ha ganado la entidad por su ambiente de seguridad y desarrollo en todos los órdenes, lo que aprecian los inversionistas nacionales y extranjeros, que en coordinación con los hombres de negocios locales han logrado proyectar nuevos logros.

DETECTAN EL PARKINSON

Tres alumnos de la Escuela Superior de Cómputo (Escom) del Instituto Politécnico Nacional (IPN) crearon un sistema informático que permite determinar la enfermedad de Parkinson desde la etapa inicial, lo que se logra mediante el análisis de la voz, en función de que este padecimiento comienza con alteraciones en el habla ocasionadas por la rigidez que se presenta en la laringe y las cuerdas vocales.

Es un problema que viven personas de todos los niveles sociales y económicos, detectándose cuando ha avanzado, lo que se debe a las dificultades que hay para diagnosticarlo porque se le asocia al procedimiento del envejecimiento o con padecimientos del sistema nervioso central; en cambio, los estudiantes del IPN encontraron que es posible detectar signos del mal y darle la debida atención.

Es un placer encontrar noticias como la descrita, que muestra al México que la mayoría anhela, con una juventud dedicada al estudio y la creatividad, que al igual que en el Politécnico sucede aquí con alumnos del Tecnológico, las universidades privadas y pública, que obtienen primeros lugares en Mecatrónica, Robótica y otras áreas igual de importantes.

Aunque el descubrimiento sobre el parkinson está en su etapa de arranque, despertaron el interés en la institución que debe impulsar la participación pública e inversión privada para que se desarrolle y su provecho llegue a mayor número de habitantes.