La Parroquia de Nuestra Señora de los Bosques recibió a Gaby Ulloa y Alan Carrillo para que el representante de Dios los uniera en sagrado matrimonio.
Con la destacada presencia de sus papás y padrinos, Gaby y Alan se comprometieron a través de sus votos de fidelidad, entrega y respeto, a formar una familia católica basada en el amor que se profesan.
En su homilía, el sacerdote los conminó a mantener vivo el amor que han acrecentado con su noviazgo y que una vez consagrado, la responsabilidad que han adquirido será de hacerlo firme para que superen cualquier adversidad que se les presente.
La comunicación entre ellos, así como el perdón, les dijo, será primordial en su relación de esposos para que, cuando vengan los hijos, sean capaces de tomar buenas decisiones en pareja en la su formación.
Momentos después de que intercambiaron sus argollas, ambos agradecieron de rodillas al Señor, la fusión de sus vidas y fueron sus allegados también quienes en oración, se adhirieron al clérigo en favor de los nuevos esposos.
Los recién casados, compartieron con sus familiares y amigos una emotiva recepción, en donde los presentes alzaron sus copas por su felicidad.