Para toda la vida

Ricardo y Marcela reciben sacramento matrimonial

El sueño se volvió una realidad para Marcela Blanco Zamarripa y Ricardo Figueroa Serna, pues el día de su boda finalmente llegó.
Fue en la Catedral Basílica de Nuestra Señora de la Asunción donde la pareja recibió con amor el sagrado sacramento del matrimonio.
Acompañada por sus respectivos padres, Rodolfo Román Blanco Bastida y Francisca de la Paz Zamarripa Díaz, así como Jorge Humberto Figueroa Gallegos e Irma Serna Serna, la feliz pareja hizo su arribo al recinto santo para ver cristalizado el deseo de ser marido y mujer.
La ceremonia fue atestiguada por Gina Andrade y José Antonio Rodríguez, quienes participaron como padrinos de velación.
Durante el rito, los contrayentes intercambiaron votos de fidelidad y respeto, siempre basando su amor en el pilar principal para ellos, que es Cristo Jesús.
Luego de intercambiar argollas y arras, las insignias del maridaje, quedaron ante los ojos del Padre Celestial, unidos en sagrado vínculo fraterno.
El importante acontecimiento fue celebrado en el salón Lucernario, al que acudieron familiares y amigos más próximos a los recién casados para manifestarles su beneplácito y al mismo tiempo desearles toda una vida de inmensa felicidad.