A la casa de Dios arribaron para contraer nupcias, Carlos Roberto Álvarez Gutiérrez y Lilian Marisol Esquivel, acompañados por sus papás, Roberto Álvarez Gutiérrez y Lourdes Dávila por parte del novio, así como Lourdes Esquivel al lado de su hija, quienes dieron su bendición para llevar a cabo esta fiel unión entre ambos.
La pareja con el corazón dispuesto recibió el sacramento del matrimonio en el Templo de San Antonio de Padua, ceremonia presidida por el ministro de la Iglesia, en cuyo mensaje dirigido a los nuevos esposos, resaltó los dones de este hermoso vínculo, etapa a la que llenos de la gracia de Cristo comienzan a vivir con la firme convicción de permanecer juntos en las buenas y en las malas, en la salud y en la enfermedad.
El clérigo que presidió su ceremonia, invitó a los presentes, principalmente a sus padrinos de velación, José Luis Garcés Campos y Lorena Mora, a elevar sus plegarias al Señor, para que derrame su gracia en los nuevos esposos y les conceda una vida llena de felicidad.
La alianza indisoluble entre Carlos Roberto y Lilian Marisol, fue festejada con una recepción en el salón Bosques del Paraíso, donde familiares y amigos brindaron por ellos y los colmaron de bendiciones durante toda la velada, para finalmente desearles un feliz viaje a su luna de miel que tendrá como destino el hermoso puerto de Cancún.