CIUDAD DE MÉXICO.- Britney Spears dejó de lado los señalamientos sobre su presunto uso de Photoshop en una de sus imágenes y compartió en Instagram una fotografía donde luce un bikini en Hawai.
En la nueva instantánea, la cantante viste un traje azul celeste en medio de una playa de la isla estadounidense, a donde viajó para celebrar la Pascua con sus dos hijos, Sean Preston de 10 años y Jayden James de 9.
A la cantante se le observa una figura contorneada, algo que sus fans pusieron en duda la semana pasada cuando ella publicó una foto en la que mostró un cuerpo muy tonificado y delgado en algunas zonas.
De inmediato los usuarios acusaron que la imagen había sido editada con la herramienta de edición. (Staff/Agencia Reforma)