En el marco del Día Mundial de Toma de Conciencia del Abuso y Maltrato en la Vejez, el delegado federal del ISSSTE en Aguascalientes, licenciado Juan Fernando Palomino Topete señaló que la promoción y difusión de los derechos humanos de las personas adultas mayores y el programa “Trato para un Buen Trato” son los pilares para que derechohabientes de la Tercera Edad mantengan su calidad de vida.

Ponderó que ante las proyecciones de la pirámide poblacional en nuestro país que establecen que para 2050 habrá 166 adultos mayores por cada 100 niños, el panorama exige reforzar las políticas públicas para garantizar su derecho gozar de una vida larga y saludable.

Apuntó que de acuerdo al Anuario Estadístico 2016 del Instituto en Aguascalientes, la población derechohabiente adulta mayor de 60 años de edad en adelante, representa 27 mil 978 personas. Asimismo, subrayó que la campaña de la dependencia “Trato para un Buen Trato”, busca otorgar a los adultos mayores, así como a toda la población derechohabiente atención digna, apegada al respeto de los derechos humanos en sus 21 prestaciones.

El titular del Instituto en la Entidad, subrayó que el ISSSTE se ha centrado en otorgar seguridad social integral y de calidad a los adultos mayores, con resultados tangibles como lo es la Eliminación del Pase de Vigencia Presencial, los Programas Geriátricos-Recreativos, los Talleres de Terapia Ocupacional, Servicios Culturales Integrales..

Destacó que el TURISSSTE les ofrece precios preferenciales y que por medio de FOVISSSTE tienen acceso a crédito para vivienda con el Esquema de Pensiona2, así como Citas telefónicas y vía internet con prioridad para las personas adultas mayores para acceder al seguro médico.

Señaló que se suma el Programa de Envejecimiento Saludable cuyo objetivo consiste en brindar atención integral personalizada a este sector de la derechohabiencia como sucede en el primer nivel a través de los Módulos de Atención Gerontológica, haciendo partícipes del autocuidado al familiar y a las personas cuidadoras de los pacientes en condiciones de fragilidad. Además incluye los módulos específicos en los que se prioriza la atención a este segmento poblacional con patologías crónicas como la Diabetes Mellitus o la Hipertensión Arterial.

Asimismo, el Programa de Diferimiento amplía la cobertura y reduce el tiempo de atención médica y quirúrgica en beneficio de la población de adultos mayores y niños, mientras que los Módulos de Atención al Derechohabiente (MOAD) en todas las unidades médicas facilitan la prestación de los servicios a las poblaciones en situación de vulnerabilidad.

Finalmente recordó que hace unos días el Instituto y la UNAM lanzaron el segundo curso gratuito en internet para el cuidado de ancianos frágiles y con demencia, el cual es una contribución social del ISSSTE. Se le puede consultar en la siguiente liga http://www.issste.gob.mx/cursocuidadores/.