Si eres de los que se preocupa por los animales, debes saber que puedes ayudar viajando.
Conocido como turismo de conservación, se trata de travesías enfocadas en visitar reservas o santuarios en donde se protege a alguna especie en especial. La donación que hace el viajero a estos lugares permite que sigan trabajando en su misión.
Aquí, algunos lugares alrededor del mundo en donde puedes cooperar con tu granito de arena.

Ayúdalos
KwaZulu-Natal, Sudáfrica
La reserva privada Phinda es uno de los pocos sitios en donde aún existe una importante población de rinocerontes. Para lograr su conservación y crecer este número de mamíferos se realizan periódicamente campañas y censos para monitorearlos y estudiarlos.
Al viajero se le permite acompañar -sólo como observador- al equipo de veterinarios de la reserva en la búsqueda de rinocerontes. Una vez localizados, los animales son sedados para identificarlos, tomarles muestras de sangre para sus registros de ADN y realizar diferentes estudios que ayuden a su conservación.
En México, Amparo Servicios Turísticos ofrece la asesoría necesaria para sumarse a esta actividad.
www.amparo.com.mx

Un gran rescate
Chiang Rai, Tailandia
La Golden Triangle Asian Elephant Foundation cuida a 20 elefantes rescatados de las calles de diferentes ciudades tailandesas en donde eran maltratados.
La fundación trabaja de la mano de su vecino, el resort Four Seasons Tented Camp Golden Triangle, que permite que algunos de sus huéspedes accedan a la reserva.
Ahí se les puede bañar o simplemente realizar una caminata con los paquidermos. De acuerdo con Reza Jafari, gerente del resort, no a todos los viajeros se les da el privilegio de convivir con los elefantes, sólo a aquellos que realmente muestren un interés por su conservación y no sólo consideren que es una actividad lúdica. Desde que se hace la reservación, se recomienda que el huésped externe su interés por convivir con estos enormes mamíferos.
www.fourseasons.com/goldentriangle/

Tesoro de especies
Islas Galápagos, Ecuador
El Parque Nacional Galápagos se encarga de proteger a todas las especies que hay en sus siete islas mayores, 14 islas menores, 12 islas adicionales, 64 islotes y 136 rocas.
Así como de regular las visitas de viajeros a varios de estos sitios en donde se pueden ver muy de cerca, totalmente en su entorno natural, a animales únicos como lobos marinos de Galápagos (Zalophus wollebaeki), piqueros de Nazca (Sula granti), piqueros patas azules (Sula nebouxii) y albatros de Galápagos (Phoebastria irrorata).
Una de las mejores maneras para recorrer estas islas es a bordo de los cruceros Silversea, cuyo personal se puede encargar no sólo del recorrido marítimo, sino también de los vuelos y del hotel en caso de ser necesario.
www.galapagos.gob.ec

v.a. 1

Y en México…
Otumba, Estado de México
Burrolandia México es una reserva enfocada en la conservación del burro. De acuerdo con Raúl Flores, administrador de este lugar, en el País hay actualmente apenas cerca de 300 mil de estos cuadrúpedos y si no se toman acciones para protegerlos, en 10 años desaparecerán por completo.
Por ello, desde 2006 crearon una granja en donde se protegen a 28 burritos que eran maltratados por sus anteriores dueños o ya estaban muy enfermos.
Los viajeros interesados pueden conocerlos y alimentarlos, así como visitar un museo en el que se ofrece información e historia sobre los burros en México y por qué es importante cuidarlos.
Burrolandia se encuentran en la calle Estación No. 6, justo atrás del Museo del Ferrocarril. Abre diariamente de 9:00 a 18:00 horas. La mejor manera de contactarlos es a través de su página de Facebook.
www.facebook.com/burrolandia.mx