Advierte la presidenta del Colegio de Dermatólogos de Aguascalientes, Sofía Marín, sobre los riesgos que trae para la salud de los bebés el uso de pañales por kilo; subraya que éstos pueden provocar hongos y dermatitis en genitales y pompas de los pequeños.
Consideró que debido a la situación económica de la que gozan algunas familias, se ha vuelto cada vez más común el uso de estos productos, sin embargo, dijo que esto podría resultar contraproducente; “todos los pañales deben pasar por un sistema de calidad, los que se venden por kilo no cumplen con las normas oficiales”, agregó la especialista.
Se estima que cerca del 35% de los niños que utilizan pañal tienen esta dermatitis, afecta a ambos sexos por igual y su prevalencia máxima es entre los seis y 12 meses de edad. La dermatitis del pañal es de tres a cuatro veces superior en niños con diarrea.
“Nuestros pequeños están más predispuestos a presentar una dermatitis en el área del pañal; creo que el consumo de este tipo de pañales es secundario al costo elevado de los que sí cumplen con las normas oficiales”, haciendo referencia a aquellos que se compran por kilo.
Los factores que propician esta dermatosis son el exceso de humedad en la piel, la maceración, la oclusión, la fricción, el contacto prolongado con el amoniaco de la orina y mayor actividad de las lipasas y proteasas contenidas en las heces, indicó Marín Luna.
El diseño y composición de los pañales desechables ha cambiado considerablemente a través de los años, desde el uso de pañales de tela hasta los súper absorbentes o ecológicos, agregó.
Hoy en día hay variedad de tamaños, formas, decoraciones, con cubiertas exteriores, con barreras antiescurrimiento y recientemente con cintas detectoras de humedad; sin embargo, hay parámetros que se deben tomar en cuenta para evitar infecciones en los bebés, indicó la doctora; dijo que la velocidad y capacidad de absorción, la facultad para mantener seca la superficie del pañal, la resistencia de los materiales y la adhesividad son factores que los padres deben tomar en cuenta, y de los que carecen aquellos vendidos por kilo.