El dirigente estatal del Partido Acción Nacional, Paulo Martínez López, señaló que no existe preocupación por el anuncio del Partido Revolucionario Institucional sobre la presentación de una denuncia ante la Fiscalía Especializada Para la Atención de Delitos Electorales para solicitar la nulidad de la elección en caso de que resulte ganador Martín Orozco Sandoval, tras la filtración de conversaciones telefónicas que sugieren un presunto apoyo del Gobierno de Querétaro a la campaña blanquiazul.
Acusó que se está frente a un caso de espionaje, por lo que se podría presentar denuncia formal para que se investigue la intervención telefónica, pero anticipó que se presentaría hasta la conclusión de las elecciones porque su partido está concentrado en ganar la contienda.
“Hacer una intervención telefónica es violentar lo que marca la ley, las intromisiones están condenadas. Es algo burdo, chafa, no encuentro mejores adjetivos para lo que están haciendo, montaron las grabaciones, se escuchan cortadas, editadas, es chafa todo”, enfatizó.
Señaló que la filtración de las conversaciones telefónicas es “guerra sucia” emprendida por el Partido Revolucionario Institucional, al tiempo que retó a la candidata de la coalición del PRI, PVEM, PANAL y PT, Lorena Martínez Rodríguez, a ofrecer pruebas de que el PAN está recibiendo financiamiento ilícito, como lo señaló en el primer debate efectuado entre los contendientes.
“Y si es muy apegada a la ley y al derecho, que renuncie a su candidatura si no lo logra demostrar y estoy seguro que no lo va a demostrar”, afirmó el líder blanquiazul al considerar que las declaraciones de Martínez Rodríguez son actos desesperados al verse en desventaja en las preferencias electorales.