El director de Tránsito y Movilidad Municipal, Teniente José de Jesús Rodríguez Benavides, informó que el 60% de los accidentes viales que ocurren en la ciudad de Aguascalientes, afectan a la infraestructura pública relacionada con los diversos servicios como energía eléctrica, semáforos, nomenclaturas, telefonía, donde cada instancia se encarga de hacer que las personas responsables paguen las reparaciones.
Indicó que esta corporación se encarga de notificar al departamento jurídico del Municipio capital que a su vez reporta a las instancias o empresas involucradas, para que ellos realicen los avalúos de los daños y finquen responsabilidades a las personas que provocaron el incidente vial.
Luego, José de Jesús Rodríguez mencionó que el 70% de los semáforos se encuentran centralizados y a través de ese mecanismo se reporta cualquier falla y de ahí se procede a la reparación de los mismos.
Desde la jubilación de 24 elementos de Tránsito Municipal, dijo que el servicio no ha aminorado en la cabecera municipal, ya que se han redoblado esfuerzos por parte del resto de los agentes.
Comentó que el retiro de esos elementos no representó un gran problema, porque si se divide que son seis o siete personas por turno, entonces el desarrollo de los servicios no se ha interrumpido ni limitado.
El funcionario municipal indicó que este faltante se cubrirá en el momento en que la academia egrese a nuevos elementos, motivo por el cual se ha realizado la solicitud pertinente, si bien se desconoce si se conseguirá en esta administración o será para el gobierno electo.
El director de Tránsito y Movilidad Municipal detalló que en este momento se cuenta con 265 elementos activos, con los cuales se puede prestar el servicio a la población, a quien se le solicita su colaboración para aminorar los percances viales, infracciones por conducir a alta velocidad o por no respetar la luz en rojo de los semáforos.
Jesús Rodríguez Benavides precisó que es elevado el porcentaje de los daños que registra la infraestructura municipal o de otras empresas, ya que en ocasiones dañan los postes como de la CFE, de telefonía, las bases de los semáforos, la señalética,
Las empresas se encargan de realizar los avalúos y de cobrar lo correspondiente, donde el vehículo queda como responsiva hasta que sean cubiertos los daños.
Finalmente, indicó que de ese 60% de accidentes con daños a infraestructura, solo el 5% de los casos se encuentran todavía retenidos los vehículos, la mayoría opta por pagar con rapidez para acceder a su automóvil.