Padre Medina, incansable en su labor de caridad

Cáritas Diocesana celebra sus 40 años de asistencia social

Cáritas Diocesana celebra en Aguascalientes 40 años de asistencia social, de ayudar al prójimo y 36 años a cargo del Padre Miguel Medina Fernández, quien a sus 83 años, sigue en activo;  reconoce que tiene que seguir trabajando para mantenerse él y también a su hermana.

En febrero de 1976 se fundó dicha institución en Aguascalientes, y el 26 de junio del mismo año se formó el primer equipo Diocesano de Cáritas, quedando al frente el sacerdote Luciano Luna Acosta, luego Jesús Ornelas Esparza y Ricardo Martín del Campo, los tres de feliz memoria.

El padre Medina, fue quien convirtió a Cáritas en Asociación Civil en 1991, aunque ya desde antes dirigía este organismo.

Entrevistado en su modesta casa ubicada en la calle 16 de Septiembre, el padre Medina, recuerda que fue ordenado sacerdotes el 08 de diciembre de 1959; empezó su ministerio en la parroquia de Guadalupe, le siguió en La Purísima, luego estuvo cinco años en la Ciudad de México, en Acción Católica y con los Caballeros de Colón; luego pasó dos años en el oficio catequético diocesano, 18 años en los hospitales, dándoles consuelo a los enfermos; fue vicario general y encargado de la Pastoral Social.

A los 75 años de edad renunció a este último cargo, aunque siguió con las mismas tareas hasta hace dos meses que fue relevado por el padre Gandhi; sigue  trabajando como capellán en un monasterio de religiosas, es parte del Consejo Presbiteral y le ayuda a monseñor Cuéllar a oficiar algunas misas en El Encino.

Considera que la sociedad se debe involucrar más en las necesidades de la gente, que son muchas y Cáritas es la vía más adecuada.

Reconoce que como vicario general, le faltó promover una relación más estrecha entre los sacerdotes y el obispo.

Vive con su hermanada Tere, de 89 años de edad, que por problemas de salud, desde hace seis años permanece sin movimiento, de ahí que el Padre Medina sigue trabajando para poder pagarle a las tres personas que les ayudan, una en cada turno.

Caritas tiene 50 años en América Latina, aunque esta labor empezó en Alemania, en ayuda de las víctimas  de la Primera Guerra Mundial, luego en Roma, el Papa Pío XII  comienza a manejar este programa de manera internacional, en 1947.

Aquí su sede está en Emiliano Zapata #202, en la cual se ha dado ayuda y apoyo a miles de personas.

De acuerdo a sus acciones sociales, hay distribución de despensas mensuales y eventuales, apoyo a gastos de hospitalización, de consultas y medicamentos, préstamo de aparatos ortopédicos, apoyo para transporte, asesoría psicológica y jurídica, apoyo para funeral, entre otras labores a favor de los más desprotegidos.

Recomendó a los católicos prepararse para Pentecostés, y seguir fieles a las tareas que Dios nos dejó.

Felicidades Padre Medina, por su incasable labor, por su lucha constante por el bien común, por ser ejemplo a seguir de las nuevas generaciones de sacerdotes, como ellos mismos han ponderado los frutos que ha cosechado.