Padecen mexicanos dolor crónico

Adriana Alatorre
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- En México cerca de 38 por ciento de la población sufre algún tipo de dolor agudo o crónico que no encuentra una forma de manejo adecuada, porque está acompañado por diversas enfermedades crónico degenerativas como el cáncer, artritis y enfermedades degenerativas vasculares como la obesidad y diabetes.

Así lo afirmó José Alberto Flores Cantisani, anestesiólogo, paliativista con 30 años de experiencia en el IMSS, quien explicó que el dolor crónico lo padecen las personas con una serie de enfermedades que los llevan a síntomas donde prevalece el dolor.

“No te deja dormir, no te deja comer, no te deja trabajar, pensar, ni llevar una vida de relación con los demás, es decir te arrebata la calidad de vida. El dolor te hace voltearlo a ver a él y no a tu vida”, explicó.

De 25 años a la fecha, dijo, han intentado desarrollar clínicas de dolor en las principales ciudades, pero hoy en día la población ha crecido, las enfermedades han aumentado, pero los especialistas en esta materia no lo han hecho al mismo ritmo.

“Sí hay clínicas del dolor, pero no son ni cercanamente suficientes para la población que realmente sufre de dolor”, reconoció.

A diferencia de América Latina donde se estima que el 54 por ciento de los pacientes con dolor no cuentan con protección, en México existe una mayor cobertura, aunque no atinó a decir el porcentaje a través del IMSS, ISSSTE, Pemex y Secretaría de Salud.

“Lo que no tenemos es el recurso de los cuidados paliativos implementado en este sistema de salud. Somos un país privilegiado porque tiene una cobertura casi total de la población mexicana, pero en Latinoamérica no sucede lo mismo. Se debe incorporar los cuidados paliativos en las instituciones del sistema mexicano”, propuso.

Reconoció que existe un problema en el manejo de los opiáceos para destino medicinal debido a la “opiofobia” que se tiene, que quiere decir miedo a utilizar los narcóticos en el dolor crónico y sobre todo en el oncológico, pero según el especialista, es la línea más importante de tratamiento que debe llevar un paciente con sufrimiento crónico.

“El uso de opioides de una manera importante, segura y dirigida por un servicio médico específico es garantía de un manejo adecuado que no genera adicción y mejora la calidad de vida”, sostuvo.

Los paliativistas son una especialidad que a nivel mundial se está desarrollando, no sólo en México, son médicos que están a cargo de enfermos crónicos avanzados e incurable que merecen una atención garantizada a través de darles calidad de vida.

Hasta ahora sólo Institutos nacionales como Hay Nutrición y Cancerología o Hospital de Occidente en Guadalajara, y otras instituciones del ISSSTE ofrecen Programas de Capacitación para formar paliativistas, pero la idea es universalizarlos.

“El paciente tiene que exigir los cuidados paliativos porque es un derecho humano, que no se ejerce porque no se conoce. Si una persona tiene dolor por una enfermedad terminal debe exigir a su sistema de salud que se lo alivie porque es un derecho humano”, sostuvo.

Síntomas asociados al dolor crónico está la depresión, pérdida de peso, insomnio, debilidad, vómito, comezón, también distensión abdominal, convulsiones, sangrado.

Adelantó que están impulsando un programa de cuidados paliativos que sea universal y que sea suficiente para la población mexicana, pero es un programa a largo plazo

Es una nueva especialidad que debe manejarse desde el sector salud, ya existe una Ley de Cuidados Paliativos y existe una Norma de los mismos, pero tiene que complementarse, se requiere desviar presupuesto para el proceso, que se prepare y capacite personal para llevarse a cabo el desarrollo y

“Además voluntad, voluntad desde el punto de vista de los directores de hospitales para tener un cambio positivo y acoger a los pacientes con enfermedades crónicas y terminales en un proceso de cuidados paliativos.