Héctor Gutiérrez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 21-May.-  El dirigente de Morena, Andrés Manuel López Obrador, firmó hoy un convenio con maestros de la Ciudad de México con la finalidad de oponerse a la reforma educativa.
El político tabasqueño negó que dicho pacto tenga fines electorales, sino que se trata de un acto para defender la dignidad del magisterio.
Sin embargo, aprovechó para pedir a los capitalinos que voten por su partido en los comicios del 5 de junio para elegir a los diputados que redactarán la nueva Constitución de la Ciudad de México.
Acusó que hay una campaña de desprestigio en contra de los maestros porque se quiere privatizar la educación.
“Echan a andar una campaña para confundir a la gente, para engañar, porque ahora hay padres de familias que hasta ven raro que nosotros estemos apoyando a los maestros, que quisieran que no nos metiéramos, eso no les ayuda, les perjudica, como si fuese un asunto electoral, para nosotros es un asunto de principios”, dijo.
El convenio fue firmado en un evento realizado en la explanada de la Delegación Azcapotzalco por Martí Batres, dirigente de Morena en la Ciudad, y Araceli Patiño, como representante de los profesores, mientras que el político tabasqueño fungió como testigo.
Además de buscar echar para atrás la reforma educativa, las acciones que plantea el convenio es dotar de mayores recursos a la educación pública de la Capital del País.
Los profesores que forman parte del pacto son principalmente de la Sección 9 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) y la Sección 10 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE).
En el evento también estuvieron presentes el Delegado de Azcapotzalco, Pablo Moctezuma, y la candidata a la Asamblea Constituyente, Irma Sandoval.

Buscaron romper el evento
Previo a la firma del convenio entre maestros y Morena, un grupo de alrededor de 50 personas buscó impedir que se llevara a cabo el evento.
Entre gritos y consignas en contra de López Obrador, los inconformes rompieron propaganda de Morena e intentaron intimidar a los simpatizantes del partido.
Finalmente, los agresores se retiraron ante el rechazo pacífico de los militantes de Morena sin que se registraran mayores incidentes.
De acuerdo a los presentes, se trató de un grupo de choque enviado por el PRD para atacarlos.
Patricia Ramírez, militante de Morena, comentó que además de perredistas, entre los agresores había ex empleados de la Delegación que fueron corridos por Pablo Moctezuma debido a que eran supuestos “aviadores”.
“Pero todo quedó tranquilo, Andrés Manuel pasó entre ellos y se calmaron, no dijeron nada, y se fueron en paz; y él (López Obrador), no les dijo nada”, aseguró.
“También es que vieron muchas familias y niños y no quisieron quedar más mal”.
En tanto, en su cuenta de Twitter, Martí Batres dio cuenta de los hechos.
“Hoy en Azcapotzalco un éxito el acto de Morena. Provocadores de PRD fracasaron en su intento de reventarlo”, tuiteó.