Ulises Díaz
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 14-May.- Los 15 años que dará México de beneficio fiscal a aquellas empresas que se instalen en las Zonas Económicas Especiales (ZEE) es un regalo en comparación con la práctica internacional.
Las compañías no pagarán ISR los primeros 10 años de operación y sólo 50 por ciento los siguientes 5 años, además tendrán descuento por 15 años en cuotas del IMSS y gozará de preferencias arancelarias en importaciones.
Según la Autoridad Federal para las ZEE (AFZEE), en la etapa de arranque hay 116 empresas nacionales y extranjeras interesadas y esperan que en los próximos 15 años lleguen más de 41 mil millones de dólares de inversiones.
China tiene en Guandong uno de las zonas económicas más exitosas. Ahí se descuenta 33 por ciento del impuesto durante los dos primeros años de operación, según la empresa internacional Healy Consultants.
En la East Coast Economic Region de Malasia hay descuento total los primeros 10 años, pero al año 11 se paga la tasa normal del impuesto, que ronda el 28 por ciento.
En estos dos países, según el estudio “Las Zonas Económicas Especiales, ¿Maquiladora en China?”, elaborado por el Colegio de México, lo que ha contribuido al éxito es que en las ZEE se reduce la burocracia.
Especialistas señalan que para que funcione este “regalazo” fiscal en México, tendrá que realizarse una evaluación permanente.
Óscar Ortiz, socio fiscal de la consultora EY, explicó que si no hay participación en la ZEE de los respectivos municipios y estados, así como de los diferentes sectores y empresas, difícilmente tendrán el impacto esperado.