Se valen de cédulas profesionales de odontólogos fallecidos para ejercer; la presidenta de la Asociación Dental Mexicana, Alma Godínez Morales, subrayó que se han detectado consultorios en los que los especialistas en salud dental ya murieron, sin embargo, siguen funcionado, exhibiendo título o licencia del difunto.
“Tenemos conocimiento de dentistas fallecidos de hace 10, 12 o 15 años y su cédula de especialidad sigue emitiendo prescripciones médicas, entonces te das cuenta que algo está pasando ahí, por ello insistimos en la certificación profesional, porque es caducable, exige una renovación cada cinco años; sería como en otros países renovar la licencia, ya que la cédula es vitalicia. Hay en todos lados quienes ofrecen servicios de odontología, en los mercados y tianguis; pedimos a la población no exponer su salud, habemos muchos profesionistas capacitados para atenderles”, enfatizó.
Dijo que se estima que en el país hay 132 mil cédulas de odontólogos, sin embargo no todos ejercen, pero hay otros que lo hacen sin contar con los conocimientos, la preparación y los documentos que lo avalen; indicó que gracias a la certificación se han logrado detectar dos títulos apócrifos.
“Ese es una de los principales motivos de la certificación, porque viene siendo una autoevaluación que realizamos cada uno de los odontólogos; no es un objetivo obligatorio en este momento, sin embargo, se ha propuesto como iniciativa para que sea obligatorio en un futuro muy cercano. Es la manera en que nos damos la oportunidad de conocernos odontológicamente sobre dónde estamos, qué es lo que estamos haciendo, y hacia dónde vamos”, precisó.
En el marco de la LXVI Reunión Dental de Provincia, con sede en la entidad, la presidenta de ADM recalcó que con este tipo de actualización, y preparación continua que les permita estar certificados, ofrecen a los pacientes mayor certeza y seguridad.
“Es darle la tranquilidad a los pacientes, de que están asistiendo con un odontólogo que se está preparando día con día, ya que la odontología avanza a pasos agigantados, no sólo en el aspecto de conocimientos, sino en el equipamiento, materiales dentales, y en la propia evolución del ser humano; tenemos que estar a la vanguardia, porque si dejamos de estudiar y tener una educación continua nos quedamos atrás”, apuntó.
Godínez Morales puntualizó que todo paciente tiene el derecho de exigir a cualquier especialista que le muestre el título y cédula profesional, por lo cual la certificación abonará a que los cirujanos dentistas, odontólogos y profesionales de la salud dental, cumplan con estos requisitos.
“Si éste ostenta alguna especialidad, que muestre su título y cédula de la especialidad; como médicos no nos debemos de enojar, por el contrario debemos estar muy contentos de que el paciente se preocupe por su propia salud y no caiga en manos de mercaderes de la odontología que pululan por donde quiera”, subrayó.