José Luis Adriano Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Los siguientes gadgets podrían llegar al mercado en algún momento, o quizá nunca, pero son útiles para conocer la visión que los fabricantes tienen de la tecnología del futuro.

Reloj camaleónico
Sony tiene una filial llamada Fashion Entertainments, que acaba de fondear en Japón la creación del FES Watch U, un reloj conceptual con pantalla y tinta electrónica que puede cambiar su apariencia al escoger de entre diferentes diseños disponibles en una app móvil.

Selfie conceptual
Hasselblad renovó su línea de cámaras recientemente, pero también creó el concepto y prototipo de la V1D 4116 Concept, un equipo con 75 megapíxeles y un cuerpo cúbico de una sola pieza de aluminio que tiene un diseño retro. Sin embargo, la empresa no ha informado si algún día producirá esta cámara para el mercado.

Autónomo y ecológico
El automóvil conceptual Volkswagen I.D. fue dado a conocer en el Motor Show de Paris recientemente, y tiene intenciones de llegar al mercado en 2020. Se trata de un vehículo de cero emisiones contaminantes, y que podría tener conducción autónoma.

Moto del futuro
Esta semana, BMW presentó en un evento de Los Ángeles el concepto de su moto futurista Motorrad Vision Next 100, un vehículo eléctrico de cero emisiones contaminantes, suspensiones inteligentes para evitar las volcaduras y unas gafas de realidad aumentada para conocer información importante en el camino. Según la empresa, es un ejemplo de cómo podrían verse estos vehículos en 100 años.

Dron privado
Inició como un concepto más, pero el Ehang 184 busca convertirse en el primer dron para transportar pasajeros. Con una capacidad de carga de 100 kg, el dron puede elevarse a 500 metros de altura y viajar a 100 kilómetros por hora de forma autónoma una vez que se haya indicado el lugar de destino.

Lo han logrado
Algunos gadgets conceptuales han pasado de las ideas a convertirse en productos exitosos de empresas constituidas.

Nostalgia moderna
A finales de 2013, una campaña de Kickstarter para fondear un gramófono bluetooth finalizó con cerca de 250 mil dólares recaudados. Ahora, Gramovox se nombra como una startup de “tecnología vintage” que ahora vende otros artículos.

Padre del smartwatch
En 2012, la startup Pebble se convirtió en la primera en introducir los relojes inteligentes al público, con un reloj con pantalla de tinta electrónica que reunió más de 10 millones de dólares. Ahora sus relojes compiten con los de Apple, Samsung o Fitbit.