Rolando Herrera y Claudia Salazar
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 18-Abr .- La Cámara de Diputados está dispuesta a transparentar el manejo de los recursos asignados a cada bancada.
Tras la firma de un convenio con el INAI y a tres semanas de que la Ley General de Transparencia cobre vigencia en el país, las dos máximas autoridades del recinto legislativo aseguraron que a partir del 6 de mayo toda la información estará disponible en línea a través de la Plataforma Nacional de Transparencia (SNT).
Hasta el momento, el Congreso no ha aprobado el programa de reorganización administrativa cuyo plazo establecido por la reforma en transparencia venció en agosto de 2015.
El presidente de la Junta de Coordinación Política, César Camacho, indicó que la Cámara baja ya elaboró su reglamento de transparencia y los lineamientos para la clasificación y desclasificación de archivos, y que sólo están a la espera de la aprobación de la Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública, lo que probablemente ocurra este martes, para darlos a conocer.
“(Hay que) hacerlo no sólo por el cumplimiento de un mandato jurídico, sino porque esa es una decisión colectiva. Porque hay que cumplir con la ley, porque hay que rendir cuentas y porque hay que transparentar y ser proactivos en el combate a la corrupción”, señaló.
A su vez, el presidente de la Junta Directiva, Jesús Zambrano, indicó que el convenio reafirma el compromiso que la Cámara de Diputados ha tenido con el INAI.
Por su parte, la comisionada Areli Cano consideró que la Cámara de Diputados puede aprovechar este momento para hacerse más transparente, no sólo por lo que hace al manejo de los recursos públicos, sino también a la manera en la que toma sus decisiones como órgano político y del Estado.
La Ley General establece que la Cámara de Diputados tendrá que cumplir con 48 obligaciones genéricas y 15 específicas, que van desde dar a conocer la agenda legislativa hasta publicar las declaraciones patrimoniales de sus funcionarios  que así lo autoricen, pasando por transparentar los recursos que son asignados a cada bancada.