El gobernador Martín Orozco Sandoval se reunió con productores de guayaba en el centro de acopio de este producto. Escuchó los planteamientos de los productores respecto de los principales retos que enfrentan y puso sobre la mesa tres acciones encaminadas a apoyarlos en sus procesos productivos.

En primer lugar, confirmó que se cuenta con recursos federales suficientes para proteger 300 hectáreas con mallas antigranizo. Estas protecciones, son el resultado de las gestiones que se realizaron el pasado mes de abril con el titular de la Secretaría de Agricultura, Ganadería Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación, José Calzada Rovirosa. Como resultado, se autorizaron recursos federales que se traducen en apoyos de hasta 100 mil pesos por hectárea para productores de guayaba, aunque también quienes siembran y cosechan durazno y vid podrán ser beneficiados con este apoyo.

En segundo lugar, en esta reunión en la que estuvo acompañado del secretario de Desarrollo Rural y Agroempresarial del Estado, Manuel Alejandro González Martínez, el primer mandatario dijo que se está dando seguimiento a los proyectos para concluir las obras en las presas en el municipio de Calvillo para asegurar el recurso hídrico a los agricultores de la región.

Finalmente, ya ante las demandas de los productores para facilitar la colocación de sus frutos en el mercado, Orozco Sandoval anunció a los productores de guayaba que ya cuentan con un enlace directo “que los acompañará en el tema de la comercialización, que es un punto toral en la cadena productiva”.