Staff/Agencia Reforma

DETROIT, Michigan.- La oficina del médico forense de la ciudad de Detroit determinó ayer que el vocalista de la banda Soundgarden, Chris Cornell, murió después de colgarse en el baño de la habitación de un hotel.
El rockero, de 52 años de edad, fue encontrado sin vida el miércoles por la noche en el hotel MGM Grand, luego de ofrecer un concierto con la banda que fundó en la década de 1980, y que más tarde fue uno de los pilares del movimiento musical conocido como grunge.
La actual gira de Soundgarden comenzó a fines de abril y estaba prevista hasta el 27 de mayo.
En el concierto que dio el miércoles en Detroit, Cornell se tambaleaba en el escenario y parecía débil en sus movimientos, informó USA Today.
En varios momentos, olvidó fragmentos de las canciones, lo que dejaba a la multitud cantando las partes de las canciones que él no completaba.
Una autopsia inicial arrojó que la causa de la muerte fue suicidio por ahorcamiento, aunque aún no se ha completado el informe oficial y se realizarán más estudios.
El publicista de Cornell, Brian Bumbery, calificó la muerte del cantante como repentina e inesperada.
Cornell, quien también formó parte de las bandas Audioslave y Temple of the Dog, estuvo activo en sus cuentas de redes sociales hasta el miércoles, donde posteó algunos videos.
No están claros los motivos que lo llevaron a quitarse la vida, aunque el cantante había admitido en varias entrevistas su lucha contra el consumo de drogas a lo largo de su vida.
En un artículo de 1994 en la revista Rolling Stone, Cornell aseguró que cuando tenía 13 años ya era un consumidor habitual de drogas.
Soundgarden se formó en 1984 en la escena musical de Seattle, de la que también emergieron Nirvana, Pearl Jam y Alice in Chains.
Su álbum Superunknown, de 1994, lanzó cinco sencillos y le mereció a la banda dos premios Grammy.