En serio aprieto se vio un octogenario, acusado de tocar de manera obscena a una pequeña de apenas dos años de edad. El presunto libidinoso fue detenido por el Mando Único en el municipio de Jesús María.
La Secretaría de Seguridad Pública del Estado informó que el indiciado, de 80 años de edad, fue señalado directamente por la madre de la niña. Al principio exigía todo el rigor de la ley para el presunto responsable pero ya ante el AMP, cambió de opinión. Se negó a presentar denuncia y el caso fue turnado a otra dependencia para que ambas partes reciban atención especializada y superen el trauma.
Según informe de de la dependencia los hechos ocurrieron en una vivienda ubicada en la calle Hidalgo, comunidad Los Ramírez, en el municipio de Jesús María.
Al descubrir que su hija había sido víctima de los bajos instintos del acusado, la madre decidió que no pasaría por alto tal infamia. Y llamó a la Policía Municipal para que arrestaran al presunto agresor.
Cuando llegaron ante el AMP, la señora se negó a denunciar los hechos. Entonces la autoridad los envió al Centro de Justicia para Mujeres en Aguascalientes, a fin de que recibieran la orientación y el tratamiento adecuado.