Las elecciones del 5 de junio están en camino de ser diferentes a las demás, por las razones señaladas Con Usted el pasado 25 de abril, ya que de ganar Lorena Martínez sería la primera gobernadora y de ser Martín Orozco sería el primer profesionista de la contaduría, pero también serían históricas si además de Lorena también gana Teresa Jiménez, ya que sería la primera ocasión que Aguascalientes tenga a dos mujeres al frente de los dos principales cargos administrativos.

Lo anterior lo mencionó una lectora, quien dijo coincidir con lo publicado en esa fecha, aunque dijo que debía incluirse esa posibilidad, que aseguró, no se ha registrado en ninguna otra parte de la República, lo que desde su punto de vista sería el “empoderamiento” de la mujer y un ejemplo a seguir en otros estados.

Ciertamente, son comicios que tienen un halo especial y que poco se resalta, pero el voto diferenciado podría hacer factible que se dé y de lo que se sabrá en sólo cuatro semanas, cuando concluya esta novedad política.

YA LO DIJO AQUEL

Sí, el orejón lo dijo muy claro: “No los veo ni los oigo” (en alusión a los izquierdistas que exigían transparencia de la elección de 1988), axioma que viene como anillo al dedo a los reclamos que hace la clase trabajadora cada primero de mayo.

Es una fecha en que se le permite decirle de todo al gobierno y a los empresarios, como parte del desahogo anual que está previsto en el calendario, pero al final del día todo queda igual y al igual que con el barzón, a seguirle dando para pagar las deudas y sobrevivir con el exiguo salario.

Año tras año los dirigentes sindicales ordenan sacar del armario las mismas pancartas, como una muestra palpable que los reclamos no han sido atendidos, pero ahí están los señores para declarar que “esto no puede seguir así” y que si la situación no cambia “radicalizaremos nuestra actitud”, incluso, hay quien amaga con paros y hasta una huelga general, lo que naturalmente es una más de las baladronadas que lanzan para justificar el presumible liderazgo.

Al igual que en el resto del país, en Aguascalientes tuvo lugar la “marcha obrera” que se escenificó entre tambores y cornetas. Luego del pase de lista obligado – porque al que no acude se le aplica correctivos que puede llegar hasta el descuento de un día de salario -, luego se forman y desfilan con paso cansino ante el estrado oficial, siempre vigilados por la directiva sindical para que mantengan un comportamiento cortés o precaver que se retiren antes de tiempo.

Aunque es una fecha muy significativa para el movimiento obrero mundial, pocos conocen su origen y qué significado tiene en sus vidas el sacrificio de los que encabezaron cada lucha en distintos países, algunas con fines trágicos, lo que se debe, principalmente, a que los sindicatos no les conviene promover y fomentar la cultura cívica, porque el día que esto suceda podrán quitarse las ataduras en que han estado desde que los obligaron a afiliarse a la organización, que supuestamente defiende sus derechos, lo que es una patraña más y tan es así que la principal demanda de siempre es de un mejor ingreso.

SE AGOTA EL TIEMPO

El que aprovechó las primeras cuatro semanas de campaña podrá dedicarse a reforzar el mes que falta para las elecciones, los que no lo hicieron así aún pueden rescatar algo acercándose a los electores, pero de lo que ninguno escapará es seguir bajo el escrutinio colectivo que habrá de reflejarse en la cosecha que cada quien recogerá la noche del 5 de junio.

Para algunos les parecerá que treinta días son más que suficientes para hacerse notar, pero otros, más duchos en estos menesteres, saben que es el momento de meter el acelerador para hacer rendir 16 o 18 horas diarias.

Por razones lógicas captan más la atención los aspirantes al gobierno del estado, que como se sabe son Lorena Martínez Rodríguez por la coalición PRI, PVEM, PT y Nueva Alianza; Nora Ruvalcaba Gámez, del Movimiento para la Regeneración Nacional; Martín Orozco Sandoval, de Acción Nacional; Iván Alejandro Sánchez Nájera, del PRD; Jaime del Conde Ugarte, de Encuentro Social y Francisco Gabriel Arellano, independiente.

En el caso de ambas damas hay declaraciones que motivan a la reflexión, como lo señalado por Nora Ruvalcaba en la reunión con el obispo José María de la Torre Martín, quien ha sido un firme defensor de la vida desde su concepción y contrario a la unión entre parejas del mismo sexo.

La abanderada de Morena no se anduvo por las ramas para manifestar que aún cuando su partido no tiene estos temas en su agenda, en lo particular está a favor del vínculo entre dos hombres o dos mujeres y que no se criminalice el aborto, al ser un derecho internacional que el país debe respetar, además reconoció que los dos asuntos fueron iniciativas que ella sometió ante el Congreso del Estado cuando fue diputada y no prosperaron porque las demás fracciones parlamentarias se negaron a abordarlas ante el pleno.

De manera particular consideró que debe usarse anticonceptivos para evitar embarazos no deseados y evitar enfermedades de transmisión sexual, situación  que afecta en mayor grado a los jóvenes, pronunciándose por una educación de valores para impedir que no sólo las adolescentes y jóvenes recurran al aborto, sino también las casadas.

En otros asuntos, hizo una crítica a las empresas que pagan “miserables sueldos”, por lo que no sólo se debe fomentar el empleo sino que esté mejor pagado y en este mismo sentido acabar con la diferencia de salarios entre los estados de la República que tienen un mismo proceso productivo, como sería el caso de las ensambladoras de automóviles y fábricas de autopartes.

También destacó que los tres niveles de gobierno deben ser transparentes, por lo que la vigilancia ciudadana es vital para exigir cuentas, lo que evitará la corrupción y se podrá acabar la “comalada” de nuevos ricos al final de cada sexenio o trienio.

Por su parte Lorena Martínez, en la entrevista que concedió al enviado de El Universal, Juan Arvizu y publicada el pasado 29 de abril, subraya entre varios puntos que hay una competencia pareja, algo que ya sucedió en 2010, por lo que nadie puede anticipar el triunfo. En este sentido, apuntó, entre ella y Martín Orozco (que van adelante en las encuestas), el electorado podría decidirse por alguno de ellos, puesto que ambos son “muy conocidos, con niveles de conocimiento altísimos, entonces tiene que ser una competencia pareja”.

Consideró que su condición de mujer puede ser un punto favorable en función que existe un sentimiento de identificación y preferencia de grupos de mujeres, que coinciden con ella al hablar el mismo lenguaje, máxime que los años que tiene en la política le permite conocer y detallar lo que requieren en las funciones que cada quien realiza.

Como parte de su campaña, Lorena aceptó que las redes sociales tienen un papel importante ya que según la investigación que se ha hecho ahí está el 35% del electorado que potencialmente puede votar a favor de su causa, por lo que se le debe dar atención a lo que publican, aún aquello en que hay descalificaciones o agresiones, a las que sólo queda actuar con prudencia.

Por último dijo que la coalición que encabeza está preparada para enfrentar la judicialización del proceso, debido a que es tradición que algunos perdedores recurran a los tribunales para ganar en la mesa lo que no obtuvieron en las urnas, por lo se debe tener listo el aparato jurídico para atender cualquier situación.