Comerciantes de la calle Rivero y Gutiérrez se muestran inconformes por la afectación que implicará la obra de rehabilitación de la red hidráulica en dicha arteria, en el tramo que comprende de Victoria a Juárez; inconformes acudieron a CCAPAMA para que se les detalle el proyecto, y pedir que se les apoye en el tiempo en que la calle permanecerá cerrada.
Perla Romo, en representación de los comerciantes dijo que la semana pasada fueron unas personas a informarles que se harían unas obras en la calle Rivero y Gutiérrez, pero no les dieron detalles de cuándo iniciaba o lo que se iba a hacer; se supo nada más que alcantarillado, pero no se presentó un programa o información completa, lo cual consideran importante y necesario, para que de alguna manera puedan protegerse, porque ello repercute en sus ventas.
“Venimos aquí a CCAPAMA a platicar con el ingeniero para ver qué se va a hacer, cómo vamos a ser apoyados; estamos de acuerdo en que se haga la obra, es necesaria y nosotros nos vamos a ver muy beneficiados porque a mediados de año, cuando empieza a hacer calor, el olor de las alcantarillas es insoportable porque está colapsado todo el drenaje”, indicó.
Si bien dijo que están consientes de que la obra implicará beneficios pues ha sido constante el problema de aguas negras en la zona, requieren que se les dé certeza de que la obra no llevará un tiempo innecesario, ya que deben prever cómo les afectará en sus negocios.
“Estamos de acuerdo en que se haga todo esto, pero venimos a pedir información completa; solicitamos apoyo económico, porque sí es necesario hacer esto, pero nuestros gastos fijos no se perdonan, entonces necesitamos apoyo económico, seguridad pública que sea permanente porque van a trabajar de noche; y no vamos a dejar que las obras sean comenzadas hasta que nuestras peticiones sean atendidas”, subrayó.
La afectada resaltó que la atención de los representantes de CCAPAMA fue adecuada, sin embargo, como instancia no hay mucho que puedan resolver de sus peticiones, por lo cual estarán acudiendo a entrevistarse directamente con el alcalde, para exponer sus molestias y solicitar el apoyo; esperan que por esta vía se pueda resolver, de lo contrario buscarán otras formas.
“Aproximadamente somos 30 dueños de negocios los que nos veríamos afectados, tentativamente quieren comenzar con las obras de este lunes en ocho días, para terminar a finales de marzo, esperemos que se respete ese tiempo, porque para nosotros esta calle, sobre todo estas tres cuadras se han convertido en proveedores para ceremonias, y nos pegaría mucho, porque en marzo comienza la temporada alta”, explicó.