Las autoridades municipales están obligadas a suministrar agua potable, y en función de ello, se promoverá el hábito entre los alumnos de consumir agua limpia en bebederos de las escuelas, mismos que tendrán que dignificarse.
Ayer, en sesión del Congreso fue aprobado el dictamen que resuelve la iniciativa de reformas a la Constitución Política local y a la Ley de Agua del Estado, con 19 votos a favor, siete abstenciones y una ausencia; dicho documento establece el compromiso antes señalado.
Además, fue avalado por mayoría el Punto de Acuerdo que presentó la diputada Cristina Urrutia de la Vega, mediante el cual exhorta al IEA a implementar un mecanismo de detección de alumnos del nivel básico que no cuenten con algún servicio de salud, y de ser así, sean incorporados al programa del Seguro Popular.
Asimismo, por unanimidad de los diputados presentes, se aprobó la reforma al Artículo 59 de la Constitución Política local, y en consecuencia deberá crearse una Fiscalía Especializada en la atención de Delitos de Violencia de Género en Contra de las Mujeres.
En otro punto, fue avalado el dictamen que reforma la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Estado, para que se brinden incentivos fiscales a las empresas que contraten a personas discapacitadas.
Del mismo modo, fue abordado el Punto de Acuerdo que propuso el diputado ausente, para que se exhorte a la Secretaría de Bienestar y Desarrollo Social (Sebideso) que implemente de manera inmediata un programa de apoyo alimentario a las familias en las que se encuentre un integrante que presente algún tipo de discapacidad.
Por otro lado, fue rechazado con 16 votos en contra, 8 abstenciones y 2 votos a favor, el Punto de Acuerdo que propuso Sergio López Ramírez, quien no asistió ayer a la sesión. El planteamiento iba en el sentido de dar una compensación económica a los estudiantes que brindan su apoyo a las labores en las diversas áreas que conforman el Congreso del Estado.
Por último, se aprobó el Punto de Acuerdo que propuso Nidia Acosta Lozano, para exhortar al titular del Ejecutivo Estatal a que destine los recursos económicos, materiales y humanos necesarios a los niveles primero y segundo del sector salud de la entidad, y de esta manera los pacientes reciban una atención de calidad.