La golfista mexicana Lorena Ochoa estuvo presente en el Gilberto Open de golf que se desarrolló el día de ayer en las instalaciones del Club Campestre, en donde participaron cerca de 180 competidores.

En su visita, Ochoa impartió una plática y una clínica a los presentes, quienes aprovecharon para adquirir los mejores consejos dentro de esta disciplina, así como llevarse algunos autógrafos con la destacada deportista del mundo.

Lorena también platicó de diversos temas, como lo fue el de su entrada al salón de la fama, el cual lo ve un poco improbable, pues no concluyó un ciclo de diez años dentro de la LPGA, lo que podría complicar un poco su inclusión.

“No depende de mí, no puedo entrar al salón de la fama conforme a las reglas, porque a pesar de que tuve todos los puntos necesarios, los torneos necesarios y todo eso, tendría que haber jugado diez años dentro del circuito de la LPGA, y no jugué diez años, entonces ahora no está en mis manos, tendría que ser algo que ellos por los méritos en mi carrera decidan, el consejo y los miembros de la mesa directiva los que decidan si lo consideran que me puedan dar la inclusión al salón de la fama, pero es algo que está completamente fuera de mis manos, yo estoy muy tranquila y muy contenta por mis logros y mis méritos, tomé la decisión de retirarme por mis razones, sin pensar en el salón de la fama porque sino nunca hubiera sido el tiempo correcto, entonces ya veremos, espero que me den la sorpresa pronto”.

Además, también aprovechó para compartir un poco de cómo es su nueva faceta como esposa y madre de tres hijos, pero nunca alejada de los greens y de las personas que más lo necesitan.

“Feliz, la verdad es que me retiré, por supuesto con la prioridad y la ilusión de tener una familia, con la ilusión de poderme casar y tener hijos propios, hace poco acaba de nacer Diego que es mi tercer hijo, acaba de cumplir cinco meses la semana pasada, me siento completamente realizada, feliz como mamá, es una tarea muy divertida, aprendes mucho, te agotas, es algo completamente diferente a lo que hacía antes, por supuesto lo más bonito que me ha pasado es ser mamá, no lo puedes comparar con un torneo de golf, mucho menos con la vida de golfista, entonces soy feliz, tengo muchas ilusiones, sigo con muchos sueños, sigo con mi fundación para seguir creciendo y ayudar a estos niños como se lo merecen y me encanta poder compartir de mi carrera, yo también apoyo y doy de mi tiempo y con muchísima ilusión, como es este caso con la fundación Gilberto, creo que es lo más bonito que podemos hacer los demás, dar lo que podemos dar, en este caso jugando golf y ayudando a los demás, porque es algo muy especial y algo muy bonito, muchas gracias a los jugadores, estamos muy contentos por el resultado de este primer torneo y esperamos muchos más, para que los niños sigan recibiendo lo que se merecen”.

Finalmente, la tapatía declaró que México tiene todo para poder hacer un buen papel en esta disciplina dentro de los Juegos Olímpicos de Río 2016, en donde destaca el nombre de Gaby López.

“Ya es algo que no me tocó a mí, es algo que no estuvo en mis momentos. Al equipo mexicano, creo que lleva muy buen equipo, creo que han dado buenos resultados, sobre todo Gaby López, porque se ha mantenido, yo creo que tienen por supuesto una gran probabilidad de ganar una medalla, yo soy una persona súper positiva, y creo al cien por ciento que lo pueden hacer, ayuda mucho que sea en Brasil, yo creo que el ser latino ayuda mucho de cierta manera, nos entendemos, nos ayudamos, la oportunidad simplemente de calificar para representar a tu país en unas olimpiadas es algo de mucho respeto y pues felicitarlos y que los disfruten mucho”.

“Llevaban más de cien años en el que el golf no estaban en unas olimpiadas entonces felicidades a todas esas personas que han estado involucradas para que regrese el golf a las Olimpiadas, en su momento me tocó, ya es la tarea de alguien más, creo que ahora la responsabilidad es que sea todo un éxito y que no sea un deporte que llegó y que se vaya, sino que sea un deporte que se quede, entonces es responsabilidad de los jugadores hacer una muy buena actuación, ser amables, que el ambiente sea agradable, que den una muy buena exhibición, que jueguen con una ética impecable, para que todos estén satisfechos de que el golf pues haya regresado a las Olimpiadas y que se mantenga muchos años más”, explicó.