La capilla de Santa Elena de la Cruz enmarcó la celebración eucarística en la que los nuevos licenciados en Rehabilitación y Terapia Física por la Universidad La Concordia, agradecieron al Creador por terminar con sus estudios profesionales.
En el recinto, a donde fueron acompañados por sus seres queridos, principalmente sus padres, los jóvenes solicitaron la bendición de Dios.
Ésta les fue otorgada por el representante de Cristo en la tierra, quien además de una calurosa bienvenida, les reconoció el esfuerzo que aplicaron en sus estudios a lo largo de su preparación universitaria.
Guiados por él, la concurrencia elevó sus plegarias al Señor a favor de los nuevos profesionistas, con la petición de que les permita cosechar un sinnúmero de éxitos y la fortuna de poder servir con amor al prójimo por medio de sus conocimientos.
Para celebrar este acontecimiento único, fue que los egresados de esta carrera 100% humanitaria, se reunieron en una recepción organizada en su honor, a la que asistieron para compartir memorias con sus compañeros, al igual que una noche inolvidable con la presencia de toda su familia.