Graduaciones no son sinónimo de celebración; existe preocupación entre los nuevos profesionistas porque enfrentan un futuro incierto. Karla Medina Guardado, presidenta de la Federación de Estudiantes de la Universidad Autónoma de Aguascalientes (FEUAA), reconoció que entre los jóvenes recién egresados hay nerviosismo por las dificultades para insertarse dentro el mercado laboral, principalmente porque al solicitar empleo muchas empresas ponen como requisito el contar con experiencia laboral.

Sostuvo que estas trabas para los recién egresados no son exclusivas de algunas carreras, pues si bien, para quienes estudiaron alguna ingeniería hay mayores oportunidades de empleo, en realidad todos los nuevos profesionistas están encontrando dificultades para obtener un trabajo, además de que cada vacante que se abre es muy competida.

Medina Guardado sostuvo que ante esta situación muchos jóvenes buscan insertarse en el campo laboral desde antes de concluir sus estudios, ya sea por medio de las prácticas profesionales o con empleos de medio tiempo, esto con el propósito de adquirir experiencia antes de concluir su formación profesional.

No obstante, destacó que no resulta tan sencillo, ya que aprovechándose de su condición de estudiantes, la mayoría de las empresas otorgan sueldos muy bajos y en ocasiones brinda apoyo económico para el transporte, lo cual no incentiva a los jóvenes, ya que muchos terminan invirtiéndole de su propio dinero para emplearse o descuidan sus estudios por adquirir dos obligaciones.

Por último, la presidenta de la FEUAA apuntó que la remuneración económica que se otorga a los jóvenes en la mayoría de las empresas se encuentra por debajo de los 3 mil pesos mensuales, por lo cual se debe llevar a cabo una campaña de concientización para que la iniciativa privada no se aproveche de los estudiantes, pues también necesitan cubrir otras necesidades como alimentación o adquirir material didáctico.