El viejísimo truco del dinero encontrado aún es “rentable” para los llamados paqueros. Ayer, con relativa facilidad, dos timadores engañaron a un ciudadano y lo despojaron de los 10 mil pesos que había retirado del banco.
Una mujer le dijo que había encontrado dinero tirado y que estaba dispuesta a compartirlo. Ni en los cuentos infantiles se ve tan inocente propuesta. No obstante, la timadora convenció al ofendido y ya acompañada de su cómplice, con hábil juego de manos le arrebataron el efectivo.
El ofendido, identificado como Carlos “N”, “N”, salió de un banco ubicado en el cruce de avenida Las Américas y República Mexicana. En el fraccionamiento Las Américas. Al filo del mediodía salió de la sucursal con 10 mil pesos en efectivo.
Ya caminaba hacia el sitio en que tenía estacionado su auto. En el trayecto fue abordado por una mujer desconocida, la cual le comentó que se le había caído su dinero y que ella lo había levantado del piso.
Carlos buscó en sus bolsillos y encontró los 10 mil pesos. Le dijo a la mujer que no era su dinero. Entonces ella le propuso que dividieran la suma que supuestamente halló. La condición fue que se desplazaran hacia la calle República de Chile, a fin de que la policía no los molestara.
Como suele suceder en estos casos, justo en el momento en que empezarían a repartirse los billetes, apareció el cómplice de la mujer. Un sujeto que alegaba que ellos tenían su dinero; que sin darse cuenta lo había tirado.
El ofendido le aclaró que él no lo tenía. Acusó a la mujer. Se hicieron de palabras y el cómplice puso orden. Les dijo que ambos sacaran el dinero que portaban; al fin y al cabo él podía reconocerlo porque la fajilla estaba marcada. Carlos cayó en la trampa final. Mostró sus 10 mil pesos y sin que su vista lo percibiera, se los robaron.
Para el momento en que se percató del robo, la pareja ya escapaba. Solicitó ayuda a la policía pero no fue posible detenerlos.