La Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación nuevamente corrige la plana a la Sala Administrativa Electoral al revocar la sentencia en la que impuso sendas multas al otrora candidato a la gubernatura, Martín Orozco Sandoval y el Partido Acción Nacional, al no sustentar en su resolución los elementos probatorios para determinar su responsabilidad.
Los magistrados de la Sala Superior acreditaron que la resolución de la Sala Local estuvo fundada por la comprobación de la colocación de propaganda electoral en la zona vedada del primer cuadro de la ciudad de Aguascalientes, con un stand denominado “Compartamos ideas”.
Sin embargo, se estimó que la Sala Local omitió hacer un análisis específico relativo a la responsabilidad de los actores, por cuanto a los hechos denunciados sin sustentar sus razonamientos allegados al procedimiento.
Por ello, se ordenó que la Sala Electoral emita una nueva resolución a fin de que determine la participación y grado de responsabilidad de la infracción con base en las pruebas que obran en el expediente, o las que determinen allegarse en base a sus atribuciones legales.
En primera instancia, la Sala Electoral Local resolvió el Procedimiento Especial Sancionador 108/2016, interpuesto por el Partido Revolucionario Institucional donde no encontró violación al artículo 162 del Código Electoral del Estado que prohíbe la propaganda en el primer cuadro, pero fue controvertida.
La Sala dio cumplimiento a la sentencia del Tribunal Federal e impuso multas por 2,921 pesos a Orozco Sandoval y al Partido Acción Nacional, que a su vez recurrieron la sanción, que ayer fue revocada para una nueva revisión del órgano local.