Las medidas antilavado de dinero a las que están sujetos los notarios por parte del Servicio de Administración Tributaria, imponen multas hasta por tres mil pesos, en caso de que no reporten las operaciones de las que dan fe.
El notario Javier González Gutiérrez indicó que las operaciones de compraventa de terrenos, bienes muebles, y otros cuyo valor supera los 580 mil pesos no pueden realizarse mediante pago en efectivo, y deben reportarse a través de la plataforma Declaranot.
Subrayó que este tipo de medidas no implican mayor problema para los notarios, pero sí dificultan las transacciones de las personas con desconocimiento sobre el uso de los servicios financieros, como sucede en las zonas rurales.
Refirió que las autoridades hacendarias permiten que las operaciones se realicen con una transacción electrónica o cheque, lo que finalmente hace que las personas de las zonas rurales con edad avanzada tengan más problemas para vender un rancho o una propiedad.
Si esto no fuera suficiente, se trata de personas que no están familiarizados con las tecnologías de la información, lo que resulta una afectación para estas personas, al complicar los trámites, y alargar mucho más el procedimiento.
Las operaciones por debajo de los 580 mil pesos no tienen que reportarse al SAT, pero en algunos casos los notarios registran estas operaciones en su plataforma con la finalidad de dar toda la información posible al fisco.
Sin embargo, subrayó que los notarios deben mantenerse en el cumplimiento de la ley, bajo el principio de buena fe, y son las autoridades investigadoras las que deben dar seguimiento a todas las operaciones.
González Gutiérrez reconoció que aún existen casos en los que los interesados buscan formalizar las operaciones en efectivo, pero finalmente deben acudir a una institución bancaria para solicitar un cheque de caja.