Leticia Acuña Medina

El reto es lograr un diagnóstico cada vez más temprano, sea para curar el cáncer o para mejorar la calidad de vida de los enfermos y en su caso, para ampliar el tiempo de sobrevida, coincidieron en señalar los doctores Froylán López López y José Juan Ramírez Jaime, quienes dieron a conocer que el V Congreso Regional de Oncología, se llevará a cabo lo días 8 y 9 de septiembre, en el Quinta Real.
Mientras que el cáncer de cabeza y cuello es el más frecuente, sus posibilidades de curación son mayores, sin embargo, la incidencia de cáncer de pulmón es menor, pero en los últimos años se ha multiplicado y hay más decesos porque se detecta tardíamente.
Froylán López, oncólogo médico del Hospital Hidalgo, precisó que el cáncer de pulmón es el que causa más muertes, porque entre un 85 y 90% se detectan en etapas avanzadas, pero hay biológicos que dan una sobrevida de hasta 24 meses.
Se trata de tratamientos orales que no tienen toxicidad, que sustituyen la quimioterapia o radioterapia.
El 90% de estos enfermos mueren y si bien el cáncer se presenta en personas mayores de 60 años, ya lo padecen los de 50 años o menos, porque no sólo se relaciona con el tabaco, también con la exposición al cromo; hay trabajos en los que los empleados están expuestos a esta sustancia; ejemplificó los negocios de pintura.
También son factores de riesgo, el contacto con el asbesto, el tabaquismo pasivo, el humo de la leña y el uso de anafres al interior del hogar.
Hace más de cinco años, se presentaban dos casos de cáncer de pulmón al mes, y ahora de 8 a 10, lo que representa un incremento hasta del 500%.
Se manifiesta con tos crónica (suele confundirse con bronquitis crónica), pérdida de peso, tos con flemas y sangre. Como este padecimiento no lo cubre el Seguro Popular, hay quienes dejan a medias el tratamiento o ni siquiera lo empiezan por falta de dinero, ya que va de 30 a 40 mil pesos mensuales.
Ramírez Jaime, cirujano oncólogo del mismo nosocomio, indicó que dentro del cáncer de cabeza y cuello, el de mayor incidencia es el de piel; su mortalidad es baja, con buen tratamiento hay sobrevida hasta de 20 años; a los de tiroides, garganta, boca y tumor en el cuello, no se le da la importancia a las molestias y por ello, no se tiene un diagnóstico temprano.
El hecho de que el bronceado se haya vuelto una moda, incrementó el cáncer de piel; la mayoría recurre a los “baños” de sol y los que menos son los que acuden a las camas de bronceado, por el costo que representan; en el HH se atienden unos 500 casos al año.