El jitomate, la cebolla y el limón registraron significativo incremento de precios durante septiembre y octubre, cuyo efecto fue atribuido por la Secretaría de Economía a la escasez de la temporada y afectaciones climatológicas, en el caso del primer producto.
El delegado federal de la Secretaría de Economía en Aguascalientes, Daniel Alejandro Rodríguez Soto, refirió que el comportamiento del alza dentro del monitoreo que se realiza a productos de la canasta básica, es considerado normal, tras una revisión para la justificación de los incrementos.
El aumento de precios en el pan y tortillas no es previsible, por lo que en la actualidad no está justificado que se llegara a presentar una variación, enfatizó, al advertir que en el monitoreo de estos productos básicos existe vinculación directa con las cámaras que aglutinan a los productores, como la Canainpa o de los Industriales de la Masa y la Tortilla.
El funcionario indicó que el efecto de la volatilidad del dólar en semanas anteriores ocasionó que se realizara una vigilancia cercana para verificar que no hubiese aumentos a productos de la canasta básica de forma injustificada, o en su caso se comprobara que tuvieron un incremento en el costo de adquisición o elaboración.
Indicó que el Sistema de Información Empresarial de México mediante el que se toma un registro de precios en las principales cadenas y centros de abasto, ha verificado que estos productos se han elevado en la entidad.
En paralelo, la Procuraduría Federal del Consumidor también mantiene un seguimiento en el comportamiento de precios, sin que la Secretaría de Economía haya instruido a la primera para iniciar averiguaciones respecto a precios injustificados, agregó el funcionario.
Expuso que el incremento del jitomate está originado en la afectación que se registró en la región productora de Sinaloa, lo que ha implicado que la demanda del producto disponible en Aguascalientes se incremente.
Abundó que los precios del limón y la cebolla están elevándose porque la temporada de producción ha concluido y se empieza a escasear el alimento.