Carlos Cavazos
Agencia Reforma

Para la llegada de la sexta generación de su minivan, Chrysler ha decidido cambiar desde plataforma hasta el nombre. Dejando atrás casi tres décadas de uso para esta marca, y con más de 12 millones de unidades vendidas, ahora su minivan deja de llamarse Town & Country, para tomar el nombre Pacifica.
Esta marca era previamente el nombre del crossover hatchback de la armadora, el cual estuvo disponible al público del año 2004 al 2008. Las ventas de ese vehículo, comparativamente a la Town & Country, podrían calificarse como modestas.
Con esta atrevida decisión de branding Chrysler busca dejar atrás la percepción de la minivan como vehículo manejado “por obligación”, mencionan, para posicionarse como una opción elegida por sus propios méritos. Consideran que su mercado meta asocia la marca “Town & Country” con cualidades que ya no reflejarían esta nueva generación de minivan.
Pero el cambio no se queda únicamente en el nombre: La nueva minivan se basa en una plataforma completamente nueva, la cual, entre varios atributos, está diseñada para admitir baterías en una versión híbrida, recargable por tomacorriente, además de ofrecer tracción integral.
Esta versión contará con dos motores eléctricos conectados a una transmisión EVT o eléctricamente variable. Las baterías le brindarán una autonomía impulsada únicamente por electricidad de alrededor de 50 kilómetros. Una vez agotada la reserva eléctrica, la Pacifica se impulsará por el motor a gasolina, aunque recargando las baterías en frenadas, reducciones de velocidad y cuestas descendentes.
La capacidad de recarga de baterías por tomacorriente implicaría que, para cierto porcentaje de usuarios, la fuente de energía a consumir para su conducción cotidiana podría basarse exclusivamente en electricidad, posponiendo la necesidad de visitar gasolineras.
El motor de la versión impulsada únicamente a gasolina es un 3.6 litros con 287 caballos de potencia y 262 libras pie de torque, el cual es producido en la ciudad de Saltillo, Coahuila. Este motor cuenta con 24 válvulas, y sistema de apertura variable para éstas. La transmisión es de nueve cambios, y se controla con un selector eléctrico con acabado metálico, el cual se ubica en el tablero central.

Diseño basado en curvas
En cuanto a su aspecto exterior, Chrysler asegura que ha cambiado tanto para esta generación que algunos consumidores entrevistados en grupos de enfoque no la reconocían como una minivan. Las líneas de carácter de la fascia delantera, con un uso discreto de cromo, enmarcan la toma de aire inferior, ligándola a los faros de niebla. Acentos en negro acabado piano y cromo complementan el aspecto de la minivan para brindar una percepción premium.
En general, la apariencia exterior de la Pacifica se percibe dinámica, gracias al uso mayoritariamente de líneas curvas e inclinadas en su diseño, alejándose de las formas más simples y horizontales de generaciones previas de la Town & Country. Los colores ofrecidos son sobrios, con opciones en gris, negro, plata, y un rojo oscuro. Ofrecerá opciones de rines en 17, 18 y hasta 20 pulgadas, según la versión.
El equipamiento ofrecido se divide en versiones denominadas LX, Touring, Touring-L, Touring-L Plus, Limited y Limited Platinum para la versión impulsada sólo por gasolina, mientras que para la plataforma híbrida estarán disponibles versiones Limited y Platinum.

Interiores
En la cabina, la Pacifica ofrece una amplia serie de amenidades. El tablero está compuesto por una variedad de materiales en tonos mate y plásticos suaves al tacto, que le dan un aspecto refinado. Las salidas del aire acondicionado están enmarcadas por acentos a color e insertos metálicos bruñidos, y asemejan las formas de los faros de niebla, dándole congruencia a su diseño.
La minivan ofrece 8 asientos, con la característica que la segunda y tercer fila pueden doblarse y ocultarse en el piso del vehículo automáticamente, con el toque de un botón. Esto convierte a la minivan en una práctica vagoneta de carga en pocos segundos. Los diseñadores lograron resolverlo sin que esta función afecte el grado de comodidad, pues aún la tercera fila ofrece espacio cómodo para pasajeros adultos.
Como equipamiento de seguridad ofrece cámara con visión de 360 grados, control de tracción, frenos ABS, control electrónico de estabilidad, y alerta de colisión, entre otros. Ofrece también la opción de sistema de estacionamiento automático para cajones en paralelo y perpendiculares.
Su sistema de entretenimiento ofrece, según la versión, hasta 20 bocinas, además de reproductor de bluray. Las pantallas para la segunda fila de asientos poseen entradas de señal independientes, las cuales incluyen entrada HDMI, con lo que dispositivos como Apple TV pueden ser utilizados para reproducir video según la preferencia de cada pasajero en dichas plazas.
Incluye algunas comodidades ingeniosas como son el receptáculo de paraguas mojados para los asientos de conductor y copiloto, así como aspiradora integrada, las cuales facilitarán la vida del usuario de la Pacifica.
La versión a gasolina estará disponible en la primavera, mientras que la híbrida llegaría en el otoño de este año. La Pacifica será la primera minivan híbrida en el mercado, no existiendo actualmente otro vehículo en este segmento con esta modalidad disponible.