Las finanzas de la Sección 1 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación se mantienen en la opacidad desde hace más de tres años, denunció el dirigente de la organización “Cimientos del Magisterio”, Francisco Javier Flores Flores.
Señaló que los trabajadores de la educación desconocen el destino de los montos millonarios obtenidos de las cuotas sindicales que retienen el 1% de la nómina magisterial estimada en 4 mil millones de pesos anuales, porque no se ha presentado el informe financiero anual que se establece en el estatuto de la organización sindical.
Tampoco hay rendición de cuentas sobre las aportaciones directas que entrega el Instituto de Educación de Aguascalientes y el Gobierno Federal, como parte de prerrogativas y financiamiento a fondos y fideicomisos operados por el Sindicato para créditos de vivienda, entre otras prestaciones de financiamiento, enfatizó.
Señaló que se trata de una obligación que ya fue violada durante tres años por el dirigente, al recordar que tiene la facultad de convocar al pleno de delegados y representantes para dar el informe que guardan las finanzas y patrimonio de la organización.
Los recursos no transparentados corresponden al último año del comité encabezado por la diputada local con licencia, Juana Alicia Espinosa de los Monteros Ortiz y la gestión en curso del secretario general, Mario Armando Valdez Herrera.
“Vean cómo están los recursos, tenemos más de tres años que no se da un informe financiero en Aguascalientes, habemos grupos que sí queremos transparencia; la maestra Juana Alicia, a la que se hizo la auditoría, ya hasta pidió licencia en el Congreso del Estado”.
Manifestó que los trabajadores mantienen la exigencia al actual dirigente de que se clarifiquen las finanzas, porque no se conoce dónde y qué uso tienen millones y millones de pesos.
El último informe financiero de la gestión de Juana Alicia Espinosa de los Monteros que sería aprobado en el Congreso Extraordinario donde Mario Armando Valdez Herrera fue elegido como dirigente sindical, fue aplazado hasta que se concluyera la auditoría implementada por el CEN del SNTE, pero sus resultados no han sido informados, ni tampoco se han rendido cuentas del manejo financiero del actual comité seccional.