“No todo es bondad”

Analiza Alcázar al narco en sus trabajos

GUADALAJARA.- El actor Damián Alcázar toma el pulso social desde su trinchera con papeles que retratan la realidad.
Desde ese punto de vista, dice el actor mexicano, el crimen organizado, que es parte de la vida cotidiana, también ha sido parte de sus proyectos actorales, y no porque se trate de hacer apología de este tipo de delitos, sino una oportunidad de reflexionar sobre la problemática social.
“¿Por qué ocultar ese tema? ¿De qué quieren que se hable? ¿De las bondades de México? ¿Dónde están? La gente que critica estos temas como las series de narcos, tal parece que no lo vive, que quiere olvidar, y no, al contrario, tenemos que tocarlos, analizarlos.
“¿Qué quieren, qué se hable de amorcito? Los temas que se están viviendo, los muertos y la guerra civil es culpa de los malos manejos de la economía y con esto me refiero a los líderes del país”, añade Alcázar, quien protagoniza la película La Delgada Línea Amarilla, del tapatío Celso García, cuyo estreno es el próximo 1 de julio.
Alcázar se encuentra grabando en Colombia la segunda temporada de Narcos producida por Netflix, en la que se aborda la historia del narcotraficante Pablo Escobar.
El actor de la La Ley de Herodes interpreta a uno de los hermanos Orihuela, quienes enfrentaron al capo colombiano junto con el Estado. (Lorena Jiménez/Agencia Reforma)