El Ayuntamiento de Jesús María se las está viendo negras para hacer frente a las labores policiacas, pues la falta de recursos de la Federación los ha obligado a gestionar créditos para solventar los gastos de capacitación y equipamiento, pues no por ello los elementos pueden dejar de avanzar en este tema que es prioritario para la población, apuntó el presidente municipal, Antonio Arámbula López.
Señaló que un nuevo retraso de la partida federal del fondo antes denominado Subsemun, el cual se esperaba desde hace dos meses, ha impedido que se aprovechen los seis millones de pesos que se esperan de la primera ministración del Fortaseg, con lo cual se abonará a eficientar el trabajo de la corporación policiaca.
“La primera ministración debió haber llegado el primero de marzo y hasta la fecha no ha llegado nada; cuando firmamos el convenio venían fechas de entrega y por supuesto que si ellos no cumplen con la entrega de la ministración, nos van a retrasar las fechas de cumplimiento del convenio. Tenemos que esperar y no nos dan una razón o una explicación”, lamentó.
El primer edil resaltó que es prioritario para la dependencia policial que los elementos de la corporación se encuentren bien capacitados, además de que tengan el equipo completo y necesario para desempeñar sus labores; aunado a ello, subrayó que la comandancia municipal requiere una rehabilitación, así como la compra de patrullas, lo cual por el momento no puede realizarse por la falta de recursos.
“La capacitación definitivamente no se puede retrasar, de hecho, nosotros ya comenzamos con la capacitación porque no lo podemos hacer más adelante; viene para nosotros la Feria de los Chicahuales, y en ese periodo no podemos capacitar a los elementos porque los necesitamos a todos; pedimos crédito y si no llega el recurso del Fortaseg este mes tendremos que pagarlo directo”, recalcó.
Finalmente, el primer edil resaltó que de no poder ejecutar el resto de los proyectos en tiempo y forma, será aún más complicado gestionar otro monto del mencionado fondo, ya que una partida similar se espera para mediados de año.
“La segunda ministración se supone que es para julio, es la otra mitad, el 50% en marzo y el 50% en julio, pero ya llevamos dos meses de retraso prácticamente”, señaló.