El piloto de NASCAR PEAK, Abraham Calderón, se mostró contento por su segundo triunfo de la temporada, pero sobre todo satisfecho por el trabajo que han realizado él y su equipo, ya que a pesar de que no contaban con el auto más veloz, le pudieron pelear de “tú a tú” a dos grandes, como lo son Héctor Aguirre y Rubén García.
“Bueno, primero que nada quiero agradecer a todos los que estamos aquí, a Michel por su triunfo en los tracto, a Héctor y a Rubén que hicieron una excelente carrera, la verdad es que nos divertimos bastante, es un honor para mí estar aquí, y creo que no teníamos el mejor coche, aún así ganar obviamente los disfrutamos más, nos sabe más, la sufrimos bastante, durante toda la carrera no pudimos descansar ni un segundo, estuvimos en el límite todas las vueltas, cada una de las vueltas estuvimos al cien por ciento, tratando de aguantar el ritmo que traía en un principio Rogelio, un ritmo muy rápido, así como lo traía Rubén, los dos lo hicieron bastante bien, pero bueno, logramos quedarnos con el triunfo, y ahora vamos a seguir trabajando, tenemos mucho por hacer, no hay que quitar el dedo del renglón, faltan muchas carreras, todo puede pasar; no me queda más que agradecer a todos los que me apoyaron y felicitar a todos nuevamente”, declaró.