Pese a que los elementos de tránsito, fueron facultados para que retiraran vehículos que estuvieran indebidamente estacionados en accesos, rampas, cajones y bahías destinados para personas con discapacidad, adultos mayores y mujeres embarazadas, se siguen invadiendo estos espacios, con la complacencia de las autoridades, señaló el diputado Oswaldo Rodríguez García.
Ayer, en sesión de la Diputación Permanente, presentó una iniciativa de reformas a la Ley Estatal de Vialidad, con el propósito de establecer la expedición gratuita de un carnet único que acredite a personas de este sector vulnerable, para facilitar su traslado y movilidad, mediante el uso de cajones y espacios de estacionamiento especiales.
Se prevé que en caso de comprobarse que el carnet es utilizado por un tercero para a otros fines y sin consentimiento del beneficiado, será acreedor a sanciones con base en la figura de delito de usurpación de identidad.
El legislador refirió que estas personas necesitan el apoyo de terceros para su traslado y realización de actividades cotidianas y muchos no cuentan con placas exclusivas para uso de estos lugares, lo que resulta necesaria tal identificación y puedan exigir el uso de espacios que les corresponde.
Deberá portarse en un lugar visible para poder hacer uso de los cajones y lugares asignados y así evitar ser multados.
En el caso de los estacionamientos públicos de paga y que la ley obliga a contar con estos espacios y respetar los mismos, se busca evitar que sigan siendo usados por personas inconscientes que ventajosamente logran la comodidad a costa de estos ciudadanos en estado vulnerable.
Hizo un llamado a sus compañeros diputados a apoyar esta iniciativa, a discutirla de manera consciente y lo más pronto posible para beneficio de la población.