No se puede impedir la instalación de tiendas de conveniencia sólo por el nombre, aclaró el regidor capitalino, Eric Berthaúd Reyes; ante la petición de abarroteros y tianguistas de no permitir más negocios de este tipo, dijo que iría en contra de la facultad que tienen como empresarios, de tramitar su permiso correspondiente.
“Es un tema que el alcalde no ha subido con los regidores; pero a como lo veo es una facultad que tienen los empresarios de solicitar el permiso, no se le puede restringir, por el hecho de llamarse de alguna manera una empresa, la instalación o no de la misma. Tendríamos que ver la propuesta y ver si jurídicamente procede”, señaló.
El edil dijo que lo que se busca es que estos establecimientos cumplan con la normatividad, tal es el caso que se les exige que cuenten con estacionamiento e incluso servicio de sanitarios, de acuerdo a las dimensiones con que cuentan, ya que dijo que hay algunos que son pequeños supermercados.
Especificó que en el caso de aquellos que se ubican dentro del perímetro ferial, se deben tener mayor regulación porque el giro es diferente, al imperar la venta de bebidas embriagantes; resaltó que en ellos se extiende un permiso especial de horario.