La corporación policíaca no puede dar seguimiento a sus ex colaboradores, aseguró el secretario de Seguridad Pública Municipal, José Pablo Godínez Hernández, por lo cual pide que no se juzgue a esta instancia por las acciones de quienes ya no forman parte de las filas de la policía.
Ante la reciente captura de un ex policía vinculado a atracos con lujo de violencia, principalmente en tiendas de conveniencia, el titular de la Corporación Municipal manifestó que mientras pertenecen a la dependencia se da atención a su actuar, pero en este caso, había sido dado de baja hace más de un año.
“Tenemos dentro de la Corporación filtros bien realizados, para estar vigilando el actuar de cada uno de los elementos; de los que se dan de baja, lamentablemente a veces perdemos la situación, los argumentos que presentan es porque se van a ir a otros estados, o a otro país, buscando mejores condiciones de vida. Normalmente damos seguimiento al estatus de algunos de ellos, pero los que salen del estado dejamos de darles seguimiento”, apuntó.
Precisó que este ex elemento estaba asignado a la Zona Centro, y se conoce que su desempeño era dentro de lo normal, por lo cual no había motivos para estar al pendiente de su actuar, luego de que pidió ser dado de baja.
“Lo bueno y lo malo que hacen, todo se les va juntando en un expediente, cuando piden su baja voluntaria, nosotros no tenemos ningún inconveniente, se habla con ellos y se les preguntan las razones, lo que ellos manifiestan normalmente es que quieren mejorar sus condiciones de vida; él no estuvo aquí, acaba de regresar, andaba en otro estado de la República, tenía más de siete años dentro de la corporación”, indicó.
Godínez Hernández resaltó que al igual que el resto de los integrantes de la corporación, cuando estuvo en funciones, el implicado pasó los exámenes de confianza, sin embargo, dijo que es una cosa diferente que los haga cuando está sujeto a un régimen disciplinario, que ya cuando se dan de baja. En dado caso aseguró que para eso está la dirección de Asuntos Internos, ya que ante cualquier queja o sospecha que se tenga de algún policía, se manda a ellos para que realicen una investigación.
“Él ya no era policía, si hubiera sido policía en activo iniciamos una investigación que vaya hasta sus últimas consecuencias; ya saben que todo aquel que deje de cumplir con nuestras leyes y reglamentos, la sanción puede ser desde ser puesto a disposición del Ministerio Público, hasta una investigación interna por parte de la dirección y ante la Comisión de Honor y Justicia; hay cero tolerancia”, enfatizó.