La Cámara de Comercio en Aguascalientes se manifestó molesta con la nueva factura electrónica que entró en vigor el pasado primero de julio, ya que el SAT sólo inventa nuevos formatos y esquemas que ni siquiera pueden ser consultados, por lo que se desconoce a dónde quiere llegar el fisco; “sólo están propiciando que el empresariado se rebele y no acepte tantos cambios”.

Rubén Ángel Berumen de la Cerda, presidente local de la Cámara de Comercio, Servicios y Turismo, aseveró que la instrumentación de la versión 3.3 de la factura electrónica puede propiciar que los negocios opten por la informalidad, porque apenas se adaptan al formato anterior y ahora aplican una nueva disposición.

Lamentó que el SAT no aliente la simplificación administrativa y por el contrario genera nuevos formatos más controladores a través de la operación de catálogos que pretenden ubicar con precisión cuáles son los productos en los procesos de compra-venta.

Ante ello, dijo que los contadores públicos de cada negocio y empresa se encuentran en un proceso de aprendizaje, pues muchos empresarios desconocen cómo elaborar las nuevas facturas electrónicas.

CONSEJOS DE COMERCIANTE. Por otro lado y con la llegada de las vacaciones de verano, el dirigente de la Canaco llamó a la población aguascalentense a tener prudencia, porque la actual época de las graduaciones genera gastos cuantiosos a las familias; aparte, otras personas están acudiendo a las casas de empeño para acceder a recursos y poder inscribir a sus hijos en las escuelas. Además, se avecinan gastos por conceptos de la compra de útiles, uniformes y calzado escolar.

Finalmente, Rubén Berumen de la Cerda dijo que esta temporada es muy buena para las casas de empeño, ya que las familias tienen gastos por encima de sus ingresos mensuales. Ciertamente esta época también generará beneficios al giro de las papelerías y algo de ropa, pero otros tendrán que esperar por otros momentos.