Xicoténcatl Cardona, presidente de la fundación Casa Migrante, pide no estigmatizar a los migrantes luego del suscitado caso en la colonia Obraje, donde un guatemalteco atacó a una menor de 10 años; señaló, además, que la asociación que él preside, no prestó ningún tipo de ayuda al sujeto en cuestión, que incluso se desconoce desde hace cuánto tiempo estaba en la entidad y cuál sería su destino final.
“Ya estuve revisando y no, él no estuvo aquí, no lo tenemos en el padrón de personas que acudían a Casa Migrante, no tengo idea si tenía tiempo aquí o dónde se estaba quedando”.
Los hechos ocurridos el pasado domingo cuando el guatemalteco Willam Geovanni Ramírez Guerra, de 35 años de edad, golpeó e hizo tocamientos a una niña en la Colonia Obraje, no deben de servir de referencia para satanizar a todos los migrantes que están de paso por Aguascalientes, pidió Xicoténcatl Cardona; “yo quiero aprovechar para hacer un llamado a la sociedad para que no vaya a estigmatizar a todo migrante por un caso de esta naturaleza, que no se hagan prejuicios por los actos de este guatemalteco”.
Asimismo, consideró que en caso de resultar culpable debe de ser castigado con todo el rigor de la ley, pero que no se crea que todos los migrantes que llegan a la entidad, son criminales como presuntamente lo es el antes señalado; “es un crimen que tiene que ser castigado con todo el peso de la ley, el hecho de que sea migrante no lo exonera de sus actos, aunque tiene el derecho de ser asistido por su consulado”.
Aseguró que quienes participan dentro de la asociación “Casa Migrante”, indagarán sobre los antecedentes de este sujeto, el tiempo que lleva aquí en el estado y la situación de la que gozaba.
Finalmente, aportó que actualmente “Casa Migrante” ha atendido a 23 migrantes en lo que va del mes, número que ya superó al total del mes pasado; indicó que en su mayoría son varones procedentes de Honduras, El Salvador y Guatemala, principalmente.