Las autoridades de la delegación estatal del IMSS, precisaron que el paciente Manuel Álvarez acudió al servicio de Urgencias reportando caída y dolor intenso en pierna. Se determinó su hospitalización por hallazgo de laboratorios alterados (análisis clínicos).

Se inició manejo con antibiótico; días más tarde, aparecieron úlceras y necrosis, por lo que ingresó a quirófano para debridación; posterior a ello, la familia reportó una picadura de araña, que no es considerada por el servicio de Epidemiología, como loxoscelismo (propio de las llamadas arañas violinistas). Se desconoce el tipo de araña que mordió a este paciente.

El segundo caso que refiere la esposa de Manuel Álvarez, se trata de un joven de 26 años que ingresó con cuadro muy avanzado de picadura de araña, registrada el viernes anterior. Se diagnosticó loxoscelismo de inmediato y se inició soporte vital avanzado en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI); por falla multiorgánica (renal, hepática, respiratoria, cardíaca). Actualmente, muy grave.

No existe un tercer caso que ya falleció como refiere la señora Martha Navarrete. No existe registro alguno de paciente con sintomatología similar.

La directora del Hospital General de Zona (HGZ) No. Uno, Dra. Josefina Rodal Díaz, dejó en claro que solo hay un caso por mordedura de violinista, el joven de 26 años que fue mordido por la araña violinista y acudió a atenderse hasta el domingo.

Recomendó evitar muebles arrinconados en lugares obscuros y sin ventilación, porque son lugares propicios para que aniden las arañas.

Sacudir la ropa que no usemos frecuentemente, que tengamos guardada por meses; no meter la mano para sacar algún objeto en sitios que no visualicemos, es mejor recurrir a la escoba para sacarlo.

Fumigar la casa dos veces al año, principalmente en temporada de calor o época de lluvia, pero contratar un servicio reconocido, no a los “mochileros” que acuden directamente a las casas a ver si los contratan, sin tener licencia para ello.