CDMX.- El legendario actor británico Michael Caine, a sus 84 años, confesó que le tiene miedo a esta enfermedad, al grado de que es su preocupación principal.
En una charla con The Sun On Sunday, Caine dijo que tras una vida de excesos con el alcohol, lo ha dejado.
“Mis días están contados, pero siempre estoy buscando lo mejor contra el cáncer. Probablemente me caiga muerto ahora mismo, pero, he perdido 13.5 kilos sólo porque quiero ver crecer a mis nietos”, expresó.
El actor de “Niños del Hombre” dijo que desde poco más de una década trata de llevar una vida sana en la que hace ejercicio regularmente.
Desde entonces no consume azúcar, ni sal, ni gluten en las comidas.
No obstante, reconoció que su debilidad es el tocino, el cual come de vez en cuando.
El cigarro, del que se fumaba un par de cajetillas al día, también se ha olvidado. (Staff/Agencia Reforma)