Aseguran concesionarios que no se han embolsado el fideicomiso para la modernización del sistema de transporte colectivo. Salvador López Silva, director general de la Alianza de Transportistas Urbanos y Suburbanos de Aguascalientes (ATUSA), afirmó que estos recursos se han invertido en la compra de equipo para brindar un mejor servicio; añadió que no admitirán que personal ajeno a la agrupación realice una auditoría del fideicomiso, pues no es dinero público, sino particular.
Aseguró que entre las inversiones que se han realizado se encuentra la adquisición de lectores electrónicos con la finalidad de hacer válida una tarjeta de descuentos que les permite a los estudiantes pagar una tarifa preferencial, así como un contador electrónico para contabilizar la totalidad de los pasajeros que ascienden y descienden durante una jornada; ambos equipos se han instalado en todas las unidades.
López Silva refirió que también se les ha dotado de un sistema de GPS, el cual, de manera conjunta con un equipo de radiocontrol que se opera desde las oficinas de la Alianza de Transportistas, permite monitorear que los camiones salgan a tiempo para recorrer sus rutas.
El fideicomiso para la modernización del transporte público fue un compromiso que adquirieron los concesionarios cuando se autorizó el último incremento en la tarifa –hace seis años–, teniendo la obligación de destinar 25 centavos de cada pasaje a la creación de un fondo cuyos recursos se invertirían en la mejora del servicio.
Finalmente, el director general de ATUSA señaló que con dicho fideicomiso también se incorporaron algunos modelos más recientes al parque vehicular, si bien, reconoció que en este sentido el avance no ha sido el que se requiere para brindar un buen servicio, ya que los ingresos de los transportistas se han mantenido pero sus gastos se han elevado, viéndose imposibilitados de renovar su flota.