Tres presas de las 78 que hay en el estado, llegaron ya al 100% de su capacidad y una de ellas, El Niágara, sobrepasó su nivel de almacenamiento y se encuentra en estos momentos vertiendo agua, informó Ángel Ávila Moreno, coordinador estatal de Protección Civil.
Sin embargo, afirmó que no existen riesgos para la población en las presas que han llegado a su máxima capacidad, ya que por su ubicación y su condición de liberar agua, se pueden desahogar rápidamente, sin poner en riesgo vidas humanas.
Las presas que están al 100% son: El Jocoque, ubicada en San José de Gracia, al norte del estado; El Cedazo, que está dentro del parque recreativo urbano, al poniente de la ciudad, y la de El Niágara, ubicada al sur, y que es la que está vertiendo agua y la que menos riesgo representa, dado que es el vaso que está siempre en niveles elevados, pues recibe aguas tratadas de la planta que está ahí mismo, y la que con mayor facilidad se puede verter, de manera regulada, el agua.
Dijo que del total de las presas que hay en la entidad, de acuerdo a una estimación promediada de su capacidad de almacenamiento y considerando las torrenciales lluvias de la semana pasada, que tan solo entre miércoles y jueves, llovió una cuarta parte de lo que habitualmente llueve en toda la temporada, actualmente se encuentran a un 77% de su capacidad.
Ante esto y en virtud a que la temporada de lluvias concluye hasta el mes de noviembre, Protección Civil inició desde el primero de julio, el protocolo de atención a contingencias por la temporada de lluvias, por lo que todo está dispuesto para la adecuada y oportuna atención de la población.
En el operativo por lluvias participan 30 dependencias, tanto federales y estatales, como municipales, todas ellas ya están listas y saben perfectamente qué hacer en caso de alguna contingencia provocada por el agua de lluvias.
Se espera la llegada de huracanes a las costas del Pacífico y el Atlántico, lo que muy seguramente incrementará la presencia de lluvias en la entidad, y dado que las presas superaron el 50% de su almacenamiento, se estarán monitoreando constantemente para que, de ser necesario, se puedan desahogar y liberar de riesgos a la población que pudiera estar comprometida.
Hay ya un operativo en donde se disponen de albergues para que, en caso de ser necesario, las personas los puedan usar, además de que cada dependencia ha gestionado todo lo necesario para poder auxiliar a la población en caso de que sea necesario, dijo el coordinador estatal de Protección Civil.